Escuela Psicomotriz Experience

Me siento como quien no se atreve a despertar a un sonámbulo. Con ese ”sí y no” constante, como aquella primera vez en la que te tiras de cabeza a la piscina. Y cuando lo haces, te das cuenta que todos/as reímos y lloramos en el mismo idioma. Así, que como me dijo Soto: ”hazlo, solo pasas por aquí una vez.”

En mí y en cada persona hay un lugar donde convergen tres fuerzas: la torpeza humana, la locura divina y la mirada del mundo. Y en este espacio tan especial, el grupo, validando su sentir propio, puede expresar como percibe a cada uno de sus integrantes, su transparencia y distinguir cuanto es de persona y cuanto es de personaje. En este entorno la persona se sentirá respetada en su neurosis, arropada en sus tormentos, y se percibirá lo suficientemente confiada para arriesgarse. Podrá entregarse, mostrarse, equivocarse, asustarse o enfadarse, en un movimiento donde encontrará libertad, fuerza y fluidez para poder atreverse a ir más allá de sus territorios conocidos. Ya que cuando de verdad eres tu mismo/a de alguna manera, no cambia nada, nada muda, solo se revela lo que ya estaba, de una forma natural, casi evidente y a veces asombrosamente rápida. Es un centro donde reparar el amor a uno/a mismo, y con esta reparación viene todo lo otro que quieres aprender y experienciar.

Panoentrada-2

No hay tema más universal ni más intemporal que la estupidez humana, su furor egoico y su torpeza al vivir, su miedo al amor y a lo desconocido, su intento de parecer algo que no es o su esfuerzo para esconder adentro lo que sí es. Es tan cansado tomarse tan en serio, es tanto el esfuerzo quedarnos agarrados a esta u otra imagen que tenemos de nosotros mismos. Este es el punto de partida de un nuevo camino, escucharás esas palabras, y percibirás esta corriente de aprobación incondicional, algo se asentará adentro de ti y te ofrecerá la condición primaria para un movimiento transformador: aceptarte como eres, porque el mundo te ha visto, y el mundo te ha reconocido. Hay en la vida dos retos: el primero es conocerse, y el segundo es quedarse contento con lo que uno ha encontrado ahí.

Algo muy importante en esta aventura es el uso de la música, como ‘’acelerador de iones’’. Con este mismo fin la empleo yo también en ResetMovement, permitiendo que de forma fluida lleve a la persona más allá de sus limitaciones mentales, que la inspire en su evolución escénica y avive en ella todo su potencial creativo.

Lo que distingue claramente ResetMovement de otras lineas de trabajo del mundo de la psicomotricidad y gimnasia, tal vez más puristas y tradicionales, es que aquí la búsqueda es global, permitiendo desvelar a la persona en su sentido más completo, en busca de una amplia integración de sí misma. Por eso, este trabajo se tiñe a veces de sabores cercanos a la infancia, ese ser más libre, sin miedo a lo grotesco ni a expresar la verdad. Además de estos componentes ya mencionados, buscamos celebrar la totalidad del ser, con todo lo que incluye, hablamos de vestir el cuerpo de movimiento, de esa parte nuestra más incapacitada para vivir bien, para vivir como todo el mundo, para encajar en nuestro propio esquema, de nuestra parte solamente más ingenua o más cándida. Porque a veces, duele más la vergüenza de que te vean que no puedes hacerlo que no poder hacerlo en sí. Y aquí, se legitima esta necesidad más allá de las competencias, méritos, esfuerzos o características propias de cada cual (uno de los principales objetivos). Es un portal imprescindible de franquear para acceder al potencial motriz de la persona, donde está guardado este particular talismán que aquí nos interesa: la capacidad de movernos libremente, de expresar nuestra forma de ser, circunstancias y nuestro destino, desde un lugar consciente, respetuoso y transformador.

Así, que sin más. Os presento este gran proyecto donde desarrollaré ResetMovement en la bonita Región de Murcia y donde crearemos grandes experiencias.

PanoSala1-2

He elegido abrir un centro pequeño porque quería algo privado, bonito, de calidad, íntimo y con un sabor de aprendizaje constante. En este centro doy clase de psicomotricidad entre semana a niños/as (3-12 años) de primaria y de gimnasia artística a adultos. Esto no significa que los más pequeños/as no aprendan gimnasia artística, ya sabéis que la gran base de la gimnasia es la psicomotricidad, por lo tanto va todo rodado en un conjunto de etapas.

Si quieres asistir a las clases privadas semanales o quieres traer a tus hijos/as contacta a

inforeset