SIKATSU – CAPÍTULO III

lavida

Juanpe Argente

RESETMOVEMENT / SEIKATSU

El libro del trabajo de investigación: Creando Psicomotricidad

CAPÍTULO III – Extensión y Flexión Psicomotriz


Al igual que motrizmente, el pensamiento se extiende y se contrae.

Déjame contarte un experimento. La gente cree que piensa, y solo lo hace hasta cierto punto porque pensar es difícil y en general es algo que hacemos mediante el habla, pero la gente también cree que sabe de lo que habla cuando dice algo y generalmente no es así; no tengo intención de ser cruel con esto.

Imagina que te pido que cojas un papel y dibujes un helicóptero – vas a dibujar el helicóptero de un niño de 5 años. Viene a ser como una caja con un sombrerito arriba y un palo atrás, y eso es un helicóptero. Pero no, eso no es un helicóptero como tal, ni siquiera una aproximación. Lo que desconoces sobre helicópteros es suficiente para llenar libros enteros, pero tu conocimiento es suficiente para comunicar mas o menos una representación abstracta. Y gran parte de tu pensamiento es así, no sabes tanto como crees que sabes, y eso significa que eres más vulnerable de lo que crees en muchos sentidos.

Sabiendo esto, te doy otro ejemplo, digamos que te pongo a hacer un cuestionario sobre inclinación política y tu resultado es digamos de centro-izquierda, y luego te pido que escribas un ensayo de 500 palabras sobre por qué las corporaciones son una bendición, seguramente no estés de acuerdo pero intenta escribir un ensayo decente. Si escribes uno bueno te pagaré un sueldo. Entonces escribes el ensayo de esta opinión opuesta y te traigo de vuelta la semana siguiente y te doy el mismo cuestionario de inclinación política. ¿Qué crees que pasaría? En la mayoría de los casos la gente se movería considerablemente a la derecha – esto es lo que ocurre en periódicos, canales de televisión y un largo etc. Entonces, si yo regulo lo que tienes que decir, regulo lo que piensas. Y tu podrías pensar ‘’No’’, pero te equivocas. Porque lo que piensas – lo que dices, especialmente si lo haces habitualmente, determina lo que piensas. Y todo esto es lo que le cedemos a la idea de estado con la desaparición de la individualidad.

Así que al final, lo único que esperas es que ahora o en algún momento algún idiota como quizá pueda ser yo o cualquier otro/a que diga algo vagamente razonable que ayude a sembrar un poco de luz, dejando el rastro de un pequeño cambio. Y vas a tener que dejar que se digan muchísimas estupideces antes de que alguna perla de conocimiento salga a la superficie.

Con la libertad individual, se consigue que las personas anden por ahí como imbéciles prejuiciosas porque eso es lo que son, pero con suerte, a medida que tropiezan y escuchan, podrán volverse cada vez un poco menos desgraciadas al igual que el estado – que es el conjunto de la sociedad, hasta crear algo que merezca la pena. No dejes que nada ni nadie se meta en tu cabeza, siendo tu mismo/a crearás la individualidad y fortaleza necesaria para desarrollarte de forma plena.

Volviendo a lo motriz; en este capítulo voy a exponer de la manera más sencilla posible, el concepto de extensión y flexión del cuerpo, si se entiende bien, esto luego puede ser llevado a cualquier movimiento, incluso en el aire. Por lo tanto, no dudes en tener un papel a tu lado, tomar pequeños apuntes de conceptos e incluso realizar dibujos de lo que crees que estás entendiendo. En el mundo de la psicomotricidad hay ciertos temas que son difíciles de entender si no te imaginas el cuerpo moviéndose a la vez o lo pruebas por ti mismo, otros son simplemente inexplicables pero no por ello vais a dejar de tener la oportunidad de aprender todo ello, de nuevo, de la manera más sencilla y breve posible en este libro. Empezamos.

Doblar y extender el cuerpo, tiene lugar en todas las articulaciones móviles. Es una forma fundamental de moverse debido a la estructura anatómica del cuerpo. La acción de flexión podría definirse como la unión de dos partes del cuerpo a cada lado de la articulación o de las articulaciones afectadas. En el caso de la extensión, el movimiento de las partes del cuerpo a ambos lados de las articulaciones involucradas tan lejos como sea posible. Así, el doblamiento es el redondeo y el plegado del cuerpo, mientras que la extensión es el enderezamiento y el alargamiento del cuerpo.

Al enseñar la conciencia de estas acciones, se debe hacer hincapié en el movimiento, la flexión y la extensión real; el acercarse y alejarse, en lugar de las posiciones dobladas o estiradas; con frecuencia esto último sucede y hay poco o ningún entrenamiento / estímulo en el movimiento.

Es algo natural en el movimiento, el simple hecho de doblarse y prepararse para un estiramiento completo; por lo tanto, la flexión preparatoria será un movimiento más pequeño que la acción principal acentuada de la extensión, un ejemplo clarísimo es en la ejecución de un Tuck Back o subir a Handstand desde de pie. Lo contrario también es posible y la práctica debe darse en ambos, así se gana sensibilidad, control y conciencia de todo el rango y grados de movimiento. Aunque hoy en día no aislamos el movimiento de las articulaciones individuales, a menudo hay estrés en un área del cuerpo; o en la observación, puede ser útil considerar parte de la totalidad del cuerpo. Por lo tanto, la flexión y la extensión de la columna vertebral se tratará primero, seguido por el de las extremidades. Por ello para recuperar rango de movimiento en el codo uno de los mejores ejercicios es hacer el puente – con manos, por supuesto. De este modo se trabaja desde la columna hacia el resto de extremidades que puedan presentar un déficit motriz.

En la flexión y extensión de la columna vertebral el movimiento será causado por los músculos del tronco; los que están delante de la columna vertebral, cuando se contraen, hacen que se doble hacia adelante. Aquellos que bajan por la espalda al contraerse harán que la columna vertebral se estire, y si estos músculos siguen contrayéndose, harán que la columna vertebral se doble hacia atrás, la cabeza se acerque más a los talones; esto sucede a menudo cuando en la clase junto al profesor/a se pretende alcanzar un rango de movimiento completo sin una preparación completa psicomotriz, el resultado es que se doblen hacia atrás sin saber salir luego de ese rango de la misma forma que han entrado. La conciencia en la relación de las partes del cuerpo una con la otra necesita ser entrenada. No hay nada de malo en doblarse hacia atrás, de hecho debe ser enseñado, pero lo que importa es que la niña/o sepa cuando se está estirando y cuando se está extendiendo. Esta conciencia kinestésica es más importante desde el punto de vista del entrenamiento postural para luego poder realizar otros ejercicios o secuencias de movimientos más complejas sin estancamiento.

Además de doblarse hacia adelante y hacia atrás, la columna vertebral también puede doblarse hacia los lados. En estas acciones de flexión y extensión, en cualquiera que sea la dirección o el nivel en el espacio, incluso con el cuerpo apoyado en varias partes, tienen lugar alrededor del centro del cuerpo.

Los ejemplos que se dan a continuación se utilizan para ilustrar las posibles variaciones dentro de la flexión y la extensión reales de la columna vertebral. Así es posible mover ambos extremos de la columna hacia el centro; por ejemplo, desde la espalda se puede hacer que los hombros y las rodillas se encuentren a mitad de camino, por lo que el movimiento comienza en el centro y se juntan los dos extremos. El extremo superior de la columna vertebral se puede mover hacia abajo hacia el extremo inferior, por ejemplo, desde la espalda, la cabeza y los hombros pueden inclinarse hacia abajo, hacia las caderas y las rodillas, todo esto simula el agacharte o agruparte. Dejando fija la pelvis, el movimiento comienza en el extremo de la cabeza en la columna vertebral. Si el extremo inferior de la columna vertebral se mueve hacia arriba en el extremo superior, por ejemplo, de estar acostado boca arriba, las rodillas y las caderas se doblan hacia los hombros – el movimiento comenzaría en el extremo inferior de la columna vertebral. En todos estos ejemplos los mismos músculos están trabajando, pero de diferentes maneras con diferentes efectos en el cuerpo. Por ello se deben establecer situaciones en las que sea posible experimentar todo esto y hacer que la clase sea consciente de ello para que así obtengan el control y el dominio sobre sus cuerpos. El ejemplo genérico de todo lo anterior utilizado se refiere a la flexión hacia delante, pero también se aplica a todas las demás direcciones. El peso del cuerpo puede ser apoyado en una variedad de partes, variando en tamaño, por lo tanto más o menos estable; por ejemplo, los hombros, caderas, rodillas, una rodilla o manos. A veces la parte del cuerpo que soporta el peso tiene que ser doblada para soportar el peso, esto significa que no está preparado el alumno/a para realizar la posición final. El claro ejemplo de apoyar rodillas en el suelo en un movimiento es realizando flexiones de pecho, cuando son muy difíciles para un cuerpo, ese cuerpo se dobla para poder seguir realizando el ejercicio pero con una menor carga, y no es algo que esté mal, simplemente el cuerpo no está preparado aun.

La flexión y el estiramiento de las piernas es muy importante, ya que ocurre siempre que hay una reunión con el suelo (donde hay una flexión) o cuando se aleja del suelo (donde hay una extensión) y ocurre en todas las articulaciones. Empezando con el movimiento en la articulación de la cadera; doblar hacia delante raramente causa problemas, pero estirar y doblar hacia atrás es a menudo un movimiento muy pobre, lo que resulta en pérdida de eficiencia, que se manifiesta en acciones como correr, como si las rodillas estuvieran atadas juntas. El muslo debe tener libertad para moverse hacia atrás en la articulación de la cadera, lo que permite una longitud de zancada mucho mayor. Las niñas/os pueden tomar conciencia de esto al experimentar cosas tales como correr con un amplio espacio entre las rodillas en lugar de un espacio pequeño; dar pasos hacia adelante y hacia atrás en pequeñas y grandes distancias y así encontrar por experiencia lo que está involucrado y lo que es necesario para lograr una acción hábil. Ante una tarea como “Encontrar diferentes formas de mover las piernas hacia atrás”, la clase puede explorar otras posibilidades cargando su peso sobre otras partes del cuerpo y descubrir movimientos que impliquen esta acción moviendo una o ambas piernas hacia atrás, acercando los pies a la cabeza. Los niños/as tendrán muchas ideas si le das libertad de movimiento y es el profesor/a quien debe observarlas y darles la oportunidad de experimentar las ideas de los demás, lo que puede estimular nuevas ideas y ampliar su vocabulario psicomotriz. Para lograr la habilidad y la mejora, la gama de movimiento necesitará entrenamiento.

La compensación de la rigidez en las articulaciones de la cadera se puede hacer si la columna vertebral es móvil, pero en este caso corresponde al profesor/a observar y corregir en consecuencia. Si las niñas entienden lo que se pretende, por lo general cooperan para lograrlo. El uso del swing en barra para producir impulso es a menudo útil en esta situación.

La flexión y la extensión de la articulación de la rodilla es posible, tanto cuando se encuentra con el suelo como cuando se salta de él. Al encontrarse con el suelo después de un salto, las rodillas deben ceder y la cantidad de flexión depende del descenso del cuerpo, por ejemplo, al saltar al suelo sólo se necesita una ligera flexión, pero desde una altura es esencial una flexión completa de las rodillas y a veces incluso seguida de una transferencia de peso a una voltereta, para eliminar la tensión muscular. En la elevación, las rodillas a menudo no se estiran completamente, lo que indica que no se ha utilizado toda la potencia de los músculos. Las niñas pueden ser guiadas a este descubrimiento comparando la altura o la distancia recorrida al saltar de piernas dobladas o completamente estiradas – esto es fácil de observar y debe ser corregido con bastante facilidad – los niños a menudo no son conscientes de que sus piernas no están rectas y la observación y la ayuda de los demás es de gran ayuda e interés para las niñas.

En la articulación del tobillo, la flexión y el estiramiento también son esenciales en todas las formas de salir y encontrarse con el suelo. Un tobillo estirado debe ser el resultado de un fuerte empuje de los músculos de la parte inferior de la pierna. Si no se utiliza, se pierde la energía. Aquí también, como en el caso de las rodillas, las niñas pueden encontrar la verdad de esta afirmación de una manera muy práctica. A veces se puede ver a las niñas saltando y luego estirando el tobillo porque se les ha dicho que “estiren los tobillos”, pero debería ser el resultado, debido a la contracción muscular, y esto levanta el peso corporal. Al igual que las articulaciones de cadera y rodilla, el tobillo debe doblarse al encontrarse con el suelo.

Continuando hasta la extremidad de la pierna las siguientes articulaciones son las que están en la planta del pie y son las más descuidadas. Los dedos de los pies son pequeños y a menudo los músculos están débiles debido por la falta de uso, en la mayoría de los casos por el uso continuo de zapatos, y las niñas a menudo saltan o caminan usando el pie como un todo – pie plano. En elevación los dedos de los pies deben ser la última parte del cuerpo en dejar el suelo y por lo tanto la última parte para empujar, y el uso completo de ellos debe ser alentado para obtener el máximo resultado. Al encontrarse con el suelo son los dedos de los pies los que deben entrar en contacto con el suelo en primer lugar, trabajando con fuerza para recibir el peso del cuerpo inicialmente, la tensión muscular disminuye gradualmente y las articulaciones ceden, el movimiento pasa a través de la pierna por de las articulaciones del tobillo, la rodilla y la cadera, evitando la tensión innecesaria. Con esto, te puedes hacer una idea de lo importante que es extender y doblar todas las articulaciones de la pierna para una buena elevación y encuentro del suelo.

La flexión y extensión de los brazos entran en acción cuando se toma el peso del cuerpo, ya sea apoyado o suspendido de ellos. Los brazos no son tan fuertes como las piernas y puede ser necesario dar un trabajo que aumente su fuerza para que el peso corporal pueda ser soportado por ellos con facilidad. Actividades en las que el peso se suspende de los brazos, como colgarse y balancearse de las barras, cuerdas o barras con la elevación y el descenso del cuerpo: es interesante trabajar en dos o tres alturas en ambos ejes, manos en el suelo y pies en el suelo, manos en el suelo y pies elevados a una altura media, manos en el suelo y pies en linea con el cuerpo perpendicular al suelo – Handstand con el pecho a la pared. Desde el punto de vista de colgarse y el uso de los brazos, sería interesante empezar realizando ejercicios como remo en barra, luego dominadas negativas y por último dominadas positivas, el fin de esto es poder subir y bajar la cuerda.

Además de ser consciente de lo que el Cuerpo está haciendo, el maestro debe ser consciente del Esfuerzo y el Espacio involucrados en el movimiento. Es posible aplicar la misma tensión tanto en la flexión como en la extensión cuando, desde el punto de vista del “factor de peso”, la tensión en los grupos musculares opuestos es alternativamente de igual fuerza. En la mayoría de los casos de acciones hay una preparación que conduce a una acción principal y luego a una recuperación

// Preparación // Acción / Recuperación //

Por lo tanto, el profesor necesita decidir si necesita acentuar la flexión o la extensión y utilizar el otro como preparación; por ejemplo, si acentúa la extensión, debe haber una flexión preparatoria que puede ser de una tensión débil, aumentando gradualmente a una tensión fuerte con la acción principal de la extensión, alcanzando la tensión máxima en la extensión completa, es una forma de proteger el cuerpo y no desalinerarse. Para realizar una secuencia de movimiento, la recuperación de la primera acción puede convertirse en la preparación para la siguiente acción.

//Preparación / Acción / Recuperación / Acción / Recuperación // Preparación…

El estrés también se puede poner en la flexión, de forma similar con la extensión que según el movimiento estas acciones son: preparación y la recuperación.

El factor tiempo también juega su papel; por ejemplo, la flexión preparatoria puede ser más lenta mientras que la extensión principal es más rápida. Esta interacción de movimientos rápidos y lentos con tensiones fuertes y débiles conduce a la resiliencia en el movimiento. De la misma manera se pueden utilizar otras combinaciones de las tensiones fuertes y débiles con las velocidades rápida y lenta, por lo que la preparación puede ser rápida y de una tensión fuerte mientras que la acción principal es lenta y de una tensión débil. Se debe dar la oportunidad de explorar estas posibilidades y los diversos ritmos resultantes al alumnado porque eso nos hará ver qué puede ser lo mejor para cada uno de ellos/as. El ritmo de aprendizaje siempre es diferente al igual que la fisionomía individual.

El espacio de alrededor del cuerpo puede ser utilizado en todas las direcciones posibles, ya sea hacia adelante, hacia atrás, hacia los lados o hacia arriba y hacia abajo, así como en las muchas secuencias que se encuentran en el medio. Es posible doblarse y estirarse en el nivel más bajo cerca del suelo o en los niveles medios y altos que se alejan más del suelo. Como menciono anteriormente, la acción puede extenderse una corta distancia al espacio o tomar su alcance completo yendo tan lejos como sea posible. Como la flexión y la extensión es una acción tan fundamental y ocurre en la mayoría de los movimientos, ofrece una oportunidad continua de estar estresado y entrenado en movimientos y actividades. Acciones tales como correr; correr y saltar; realizar secuencias de saltos y pasos que impliquen pasos largos y cortos; flexionar y estirar las piernas en todas las direcciones o moverse por el gimnasio llevando el peso corporal a diferentes partes del cuerpo y balanceándose momentáneamente, siendo consciente de si está flexionado o extendido con cambios de tiempo y peso variados. Se pueden utilizar aparatos pequeños como aros, picas o esterillas / colchonetas y, más tarde, obstáculos para pasar por encima, por debajo, a lo largo o sobre ellos, explorando las posibilidades de flexionarse y extenderse. Estas son sólo algunas de las situaciones que deberían conducir a nuevas ideas por parte del profesor. La clase puede explorar primero la necesidad de flexionar y extender el cuerpo para lograr una acción, y luego, con el entrenamiento y la ayuda del profesor, pueden encontrar más posibilidades para ser más hábiles en su ejecución y obtener un mayor vocabulario de movimiento. En estos ejemplos, todo el cuerpo está en acción (aunque puede haber una tensión en un área determinada) y la transferencia de peso está implicada. Cuanto mayor sea el número de partes diferentes del cuerpo que se utilicen, mayor será el uso del Esfuerzo y Espacio y mayor la variedad de situaciones que se den (donde se cumpla la tarea) dará lugar a una mayor experiencia de movimiento. Estas situaciones pueden ser utilizadas en la parte introductoria de la lección semanal o como actividades de clase.

Los aparatos más grandes, como el Beam, Vault o Pommel Horse / Potro con Arcos, son los encargados de otorgar los mayores estímulos a los niños y niñas debido a su complejidad de uso, lo mejor de ello es que podremos realizar miles de progresiones que beneficiarán el movimiento y el vocabulario procioceptivo a nuestro alumnado sin necesidad de haber llegado siquiera a un nivel alto en gimnasia, simplemente por el placer de moverse en todas las formas posibles.

SEIKATSU – CAPÍTULO II

lavida

Juanpe Argente

RESETMOVEMENT / SEIKATSU

El libro del trabajo de investigación: Creando Psicomotricidad

CAPÍTULO II – EXPRESIÓN PSICOMOTRIZ EN LA CENSURA


Seguro que has visto alguna vez padres sobreprotectores, seguro que al intentar hablar con su hijo/a eran los padres quienes intentaban a toda costa terminar la frase que su hijo/a empezaba a procesar y seguro que has conocido a padres y madres que gobiernan la vida de sus hijos a su antojo siendo los más pequeños/as afectados hasta tal punto que carecen de expresión, no tienen ideas, no saben qué decir, qué pensar, no tienen aficiones, y no tienen un sentido de la vida construido.

En este mundo psicomotriz, según la corriente psicoanalítica por la que puedas inclinarte encontrarás que el mundo está patas arriba ahora y no hace 50 años, tenía el mismo caos desde hace cientos o, nos encontramos en el mejor lugar como personas individuales hoy día.

En psicomotricidad la expresión es el 90% o más del trabajo que desarrollo ya sea psico o motrizmente, somos una expresión constante que no para hasta que nos apagamos y nadie ni siquiera nuestros padres/madres debería quitárnosla. Para poder hablar de expresión hay que hablar sobre verdad, pero, para hablar de la verdad tenemos que hablar además del respeto y cómo estos conceptos están afectados por un país de censura y victimismo.

La capacidad de expresión que poseemos es espléndida. Es la que genera orden dentro del caos y a veces convierte el orden patológico en desconcierto. No hay que subestimar el poder de la verdad, no hay nada que pueda arrollar más que eso. Pero para que puedas decir lo que crees que es la verdad, tienes que aceptar las consecuencias. Tienes que pensar: Está bien, voy a decir lo que creo, así sea estúpido, tendencioso o ignorante, voy a manifestar lo que pienso en la forma más clara posible y voy a vivir con lo que venga, sea lo que sea; y piensas eso porque la verdad es un elemento de certidumbre, es la idea de que nada lleva al mundo a un estado de ‘’ser’’ mejor que decir la verdad, y tendrás que abonar un precio por ello, pero está bien.
Tendrás que pagar por cada maldita cosa que hagas y que no hagas. No existe la opción de no pagar un precio, puedes elegir cuál es el veneno que vas a tomar, eso es todo. Si vas a hacerte valer por algo, que sea por tu verdad y te modificarás a ti mismo/a porque la gente te va a responder, te va a objetar y te dirán por qué eres un/a idiota o no eres imparcial y por qué eres un/a ignorante. Después, si escuchas lo que dicen, serás ligeramente menos ignorante la próxima vez que digas algo y serás tan fuerte, articulado/a y habilidoso/a para comunicarte y soportar presión que ni siquiera te reconocerás. Es ahí cuando serás una fuerza que no podrán ignorar.

Me llegan mensajes todo el tiempo de estudiantes y de profesores/as que dicen ‘’Cuando termine la carrera…’’, después piensan ‘’bueno, cuando sea al menos interino/a’’, y luego ‘’bueno, cuando sea maestro/a de verdad con mi plaza…’’. Si ya eres o no profesor/a, estás entre las personas más protegidas de la historia del planeta solo por el hecho de vivir en la época en la que te encuentras, pero una de las cosas que eso significa es que es casi imposible proveer a la gente de suficiente protección para que se sientan seguros/as para hablar. ¿Por qué?, porque no es seguro hablar y nunca lo va a ser. Lo que no hay que olvidar es que es aún menos seguro no hablar, es una balanza de riesgos. ¿Quieres pagar por ser quien eres y manifestar tus causas en el mundo o quieres pagar por ser un/a servil de las ideas de otros? Uno/a que se haya esclavizado a sí mismo/a.
Eso si es un precio enorme que se desarrolla desde la niñez con la educación que reciben desde casa, y en la mayoría de los casos se paga siendo una persona sin autorespeto y sin poder personal, sin una habilidad para darle voz a las opiniones, lleno/a de resentimiento porque todos/as están en su contra, porque claro, nunca se han hecho valer por sí mismos/as. Aquí es donde encontrarías a esos niños/as que has leído al principio del capítulo, pero ahora en la etapa adolescente y adulta.

Hay que decir lo que uno/a piensa atentamente en una sociedad deseosa de sentirse víctima. Tenemos que prestarle atención a nuestras palabras ya que es algo que asumes si estás dispuesto a creer que la verdad es la piedra angular de una sociedad en su sentido más real. Si estás dispuesto/a a dar ese salto, al decir la verdad verás lo que pasa, nada mejor que eso te podrá ocurrir, habrá buenos y malos momentos, controversias y demás historias pero no importan.

La verdad es lo que redime al mundo de perderse a sí mismo, y en nuestra sociedad ya se ha perdido demasiado en los últimos 100 años. Los cuales, no hemos aprendido nada de ellos, nos censuramos a nosotros mismos/as.

Por suerte, hay personas que tienen un deseo latente de poder articular este tipo de verdades, así que no creas que estás solo/a, es solo que la gente no puede hablar, tienen miedo de hablar o no saben que decir y esos son los problemas reales. Así que si eres razonablemente articulado/a, comienza a hablar y a perfeccionarte a ti mismo/a. El ‘’enemigo’’ de todo esto es una nube, una manada. Solo tienen coraje en grupos, son pandillas. Si te mantienes en tu sitio, no te disculpas y articulas tus argumentos correctamente se dispersarán ante ti como si ni estuvieran ahí. Es todo un ilusión autoimpuesta, ten miedo a lo que si importa, ten miedo a no decir lo que debes decir porque eso es lo mismo que no existir. Y ya que aquí estás, sufriendo de todas formas, podrías por lo menos existir al mismo tiempo, de esa forma al menos habrá algo en ti que vive. Aquí te encuentras a la mayoría de presos políticos y otras muchas personas que sin importar su postura, decidieron seguir adelante con lo que sentían que era su verdad. Y como sabrás, da igual dictadura que democracia, en este país se te atacará por lo que sea que pienses.

Todo esto de la verdad, nos lleva por supuesto a un término completamente diferente pero que es el siguiente en la fila, este concepto es el respeto. Se dice que la civilización humana progresa mucho mejor si nos respetamos mutuamente, lo cual, yo no estoy de acuerdo en absoluto. Creo que la civilización progresa y se mantiene a sí misma cuando respetamos a las personas que merecen respeto, que es uno/a a sí mismo/a como primera instancia. No respetas a todo el mundo porque sí, ¿para qué sirve el respeto si respetas a la gente sin motivo?. Hay un episodio de Los Simpson en el que Bart recibe un trofeo porque es el día de ‘’todos los niños son ganadores’’ y ese episodio es una crítica a lo mismo que estoy contando aquí, el respeto autoimpuesto por la sociedad lo único que hace es deteriorar la personalidad individual, el respeto en realidad se limita a esa categoría de gente que se ganó el respeto de alguna manera en nuestra vida. Hay quien dice que es por ‘’decencia común’’, pero eso no es respeto desde mi punto de vista, y las definiciones que le damos a los conceptos son más importantes de lo que pensamos. Así que escucho el argumento del respeto todo el tiempo, pero tampoco pueden forzarme a que los respete, podrían forzarme a fingir que los respeto pero no lo contrario, es simplemente imposible. Es un problema complejo; porque, ¿hasta que punto permites que los individuos gobiernen la conversación que se da sobre ellos, en su presencia o no?

Hasta donde sé, las leyes en su estado actual de cumplimiento tiránico nos convierten a las personas en esclavas y vamos a pagar las consecuencias. Y están predicadas, hipotéticamente, en el respeto y la compasión. Esto, no lo creo ni un poco.

Hay mucha literatura sobre la compasión, y aquí hay un problema que con este ejemplo se va a entender mucho mejor: En los estudios con el mundo animal, las osas son muy compasivas con sus crías durante toda su vida, pero si tú te acercas a esas crías cuando ella no está y te pillan, te van a despedazar. Ese es el otro lado de la compasión. La compasión de ninguna manera es una emoción que produce el resultado social deseado, todo lo contrario. La vida es mucho más complicada que ‘’bueno, si tuvieses compasión, todo se solucionaría’’, no se puede ser igualitariamente empático con todo el mundo y ese es un gran problema.

Para las personas que no están preparadas para estas ideas sobre la verdad, el respeto y la empatía puede sonar algo frío lo que ha leído, y más aún si son personas que promulgan eso. La gran diferencia entre el estudio del comportamiento/movimiento y la docencia escolar es que en la psicomotricidad obtienes el resultado de cómo funcionan las personas de manera individual y la docencia es la que interpreta resultados y los lleva ‘’a la vida’’ de manera social. Pero claro, la interpretación de estos resultados tiene muchos condicionantes – sexo, religión, edad, época, país, gobierno y un largo etc -. En definitiva, la psicomotricidad ayuda al individuo/a a ser libre en todos sus sentidos y la docencia ayuda a una generación X a ser libres dando de lado las necesidades, personalidades e ideas del individuo para formar ‘’ciudadanos libres y conscientes’’.

Dejando a un lado la psicoexpresión y moviéndonos nunca mejor dicho a la expresión motriz, volvemos a hablar de la transferencia de peso, esta vez de una manera más amplia y expresiva – libre. Como ya sabes es una parte muy importante del movimiento, ya que se trata de una acción que no es un gesto.

En esta parte vamos a ahondar en la transferencia de peso utilizando partes del cuerpo no adyacentes. Prácticamente en lo que esto se resume es en una transferencia de peso donde desde el inicio hasta el final hay una parte del cuerpo que no apoya en el suelo. Algunos ejemplos pueden ser acciones como andar, donde el peso se mueve de un pie a otro; andar sobre tus manos; andar sobre manos y pies – paso del oso -, etc.

Aquí el peso del cuerpo tiene que ser movido más allá que cuando se realiza una simple voltereta ya que hacinar las partes del cuerpo para poder rodar se omite en esta ocasión, por lo que el factor de esfuerzo, en especial del peso que hay que soportar es aún mayor.

Siguiendo los ejemplos de arriba, veremos el hecho de que cuanto más lejos esté la parte receptora del cuerpo con el suelo de el punto de “despegue”, mayor será la fuerza necesaria para lograr la acción: por ejemplo, en una tarea motriz de  moverse desde los pies a las manos, cuanto más se acercan las manos a los pies más fácil será levantar el peso corporal de los pies a las manos; sin embargo, cuanto más lejos estén las manos, mayor es la distancia a la que debe desplazarse el peso corporal y por lo tanto, mayor será la resistencia requerida para poder mover el peso corporal con el menor esfuerzo posible.

Para enseñar este movimiento, es necesario que el alumno/a comience sobre la base – acostado/a boca abajo y las manos en posición de flexión, ya que esta parte del cuerpo tiene que moverla en la dirección requerida y transferirla a través del aire para caer directamente entorno a la base receptora que serían las manos. Este el ajuste del peso corporal está directamente relacionado con la forma en la que se requiere mucha tensión de los músculos en varios momentos de la acción. Para realizar la misma acción “moverse de los pies a las manos”, se necesita una fuerte tensión para levantar la cadera hacia arriba y hacia adelante sobre las manos, pero se requiere una tensión más débil mientras que  se está volando sobre las manos, sólo lo suficiente para resistir el tirón de la gravedad que cae a través de la base (manos).

Hay otros factores que también afectan a esta transferencia de peso como la velocidad de movimiento – cuando se consideraba el uso de partes adyacentes del cuerpo vimos que un aumento de la velocidad a ciertos momentos hacían posible disminuir el grado de tensión con el fin de lograr la acción más fácilmente; ocurre del mismo modo en este caso; por lo tanto, es aconsejable el uso de la variación de velocidad junto con la variación de la tensión para conducir al alumnado una mayor habilidad.

Otro factor es el uso de una sola extremidad para empujar desde el suelo o aterrizar en él, en lugar de dos piernas, lo que requiere una mayor tensión y el estímulo es mucho mayor a la hora de las recepciones bipedales.

Las piernas son mucho más fuertes que los brazos. Es más fácil empujar o aterrizar en los miembros inferiores en lugar de la miembros superiores. Sin embargo, la cadera son la parte más pesada de la espalda y el cuerpo necesita más fuerza para moverla que cualquier otra parte del cuerpo. Se debe dar la oportunidad de explorar y experimentar en la utilización de una gran variedad de combinaciones de partes del cuerpo tanto como sea posible, con una conciencia de qué parte está siendo utilizada y qué parte se está moviendo, junto a una conciencia de las diferentes tensiones y velocidades necesarias para mover el peso corporal de forma eficiente.

Dejo algunas sugerencias de actividades:

Las partes más usuales del cuerpo que se utilizan son las manos y pies, pero otras partes pueden ser usadas en conjunción con lo mencionado. La progresión de las actividades debe ser gradual, comenzando desde el suelo, con alfombras y pequeñas colchonetas que conducen a la utilización de material psicomotriz, aparatos bajos y finalmente aparatos superiores (grandes).

Entre las actividades anteriores mencionadas como “el paso del oso”, al incluirlo en la clase podrás ver las infinitas posibilidades de movimiento que se pueden observar solo por las variaciones realizadas por el alumnado, muchas veces no hay que ver la mala ejecución de un movimiento como algo malo, sino como una variación. No está mal ejecutado, simplemente es diferente a las reglas que tu has expuesto. Esas ‘’malas ejecuciones’’ se convierten en variaciones que pueden servirte para años de formación a alumnos y alumnas ya que podrás trabajar diferentes rangos y puntos de vista del movimiento, de un mismo movimiento.

De esta forma, puedes seleccionar y guiar con sugerencias de movimiento hacia una vida más saludable a la vez que completar el repertorio, aumentando así el vocabulario de movimiento de los niños/as.

Las acciones aisladas de transferencia de peso son un punto de partida pero tan pronto como sea posible deben estar vinculadas entre sí para hacer una secuencia continua de movimientos que involucran una variedad de partes del cuerpo como por ejemplo las lineas de gimnasia* en suelo o aparatos.

De material, se pueden utilizar aparatos pequeños, como un aro cuando se está trabajando en pareja. Una persona sostiene el aro vertical u horizontal y la otra, puede estar entrando y saliendo del aro respectivamente, usando partes no adyacentes del cuerpo (manos y pies) sin tocar el aro.

Hay muchas posibilidades cuando se vuela y el peso corporal se toma en las manos y los pies alternativamente, o solo en las manos o solo en los pies. La forma en sí misma proporciona muchas variaciones, porque las manos pueden ser colocadas ambas en un mushroom, o una encima y otra abajo y viceversa. Del mismo modo, lo anterior también se aplicará a donde los pies se colocan en relación con el mushroom. Así ya hay muchas variaciones y combinaciones posibles que conducen a una mayor conciencia y coordinación de la cuerpo. El peso siempre va de los pies a las manos alternativamente o de una mano a otra si está volando o un pie a otro. La acción puede ser de forma lenta o rápida según la dificultad y con la tensión suficiente para no romper la forma si se pasa de un lado a otro, además de tensión suficiente para levantar la cadera en el aire.

Si se utilizan barras bajas (altura de la cadera), los niños/as pueden pasar del tema – literalmente, por miedo. Por lo tanto, se debe otorgar y trabajar la confianza individual para que puedan ir de inmediato sin pensar, tomando su peso corporal en sus brazos y ser capaz de mover el peso del cuerpo desde el punto de despegue (pies) hasta el punto de aterrizaje (pies) en el al otro lado de la barra, este ejercicio es el mismo que cuando has visto a cualquiera saltar una barandilla, la valla del instituto o en sin ir más lejos, la forma de pasar por encima de una barandilla en parkour. A medida que los alumnos/as se vuelven más hábiles, la cadera pasará por encima de la barra sobre sus brazos sin tocar la barra, lo que será una verdadera transferencia de peso desde ‘’pies a manos a pies’’ y habrás desbloqueado uno de los grandes retos motrices.

Desplazarse a lo largo de un aparato transfiriendo el peso corporal de una parte a otra implica un ajuste cuidadoso del peso y se crean personas mucho más hábiles, para ello es necesario un Beam, todos estos aparatos que estoy mencionando hasta hace no muchos años estaban en cualquier colegio e instituto público de España, al igual que las espalderas, que muchas de ellas aun están puestas en algunos. Lo que iba diciendo es que estos aparatos dan lugar a movimientos corporales de equilibrio. La progresión se puede hacer usando un aparato con una base amplia al principio y luego más estrecha, además dentro del Beam se pueden utilizar obstáculos que tengan que sobrepasar sin tocarlos. En todos los casos, cuanto más ancha sea la base del aparato, más fácil será, por lo que habrá una progresión al tratar de utilizar una áreas del cuerpo u otras, por ejemplo, desplazarse a lo largo del beam o barra haciendo el uso alterno de los pies y las manos es más fácil que el uso exclusivo de los pies. Cuanto más cerca esté el cuerpo del aparato, más fácil será siendo el centro de gravedad más bajo, cuanto más lejos el cuerpo más alto el centro de gravedad y por lo tanto más difícil, esto es el 1+1 de la psicomotricidad – deber de ser un básico el entendimiento de la gravedad y el peso.

Desplazarse a lo largo de una barra alta (por encima de la cabeza) de mano a mano o de manos a partes de las piernas: el principio de mover el peso corporal de uno a otro es el mismo. Si sólo se utilizan las manos, para poder viajar a lo largo de la barra, la capacidad de mover el peso del cuerpo suspendido de una mano a la otra, debe lograrse, colgándose y descolgándose de una mano y de otra alternativamente. Esto permitirá hacer el balanceo del cuerpo; por lo que este impulso producido hará que el trabajo muscular sea más fácil y se aprenda a transferir el peso.

Una vez aprendido estas premisas básicas de transferencia de peso, vienen los swings o balanceos hacia delante y atrás en barra a dos manos y luego a una, siendo aquí cuando aprenden a cambiar de dirección, cuando van hacia delante, crean una oscilación sobre su eje lateral para que así el cuerpo rote en la dirección deseada y cambian el agarre, por lo tanto habrán dado media vuelta 180 grados sobre la barra. Y de aquí, al infinito.

Nunca hay que infravalorar el sentido expresivo que tienen las personas, y aún más el de los niños/as. La capacidad real del cuerpo humano es totalmente desconocida y cada vez gracias al avance tecnológico podemos ver y conocer personas de otros países, sus métodos de trabajo y sus alumnos/as capaces de realizar movimientos nunca antes siquiera replanteados en la actual España. Es por ello por lo que desde la psicomotricidad, se insta a padres, madres y docentes que la expresión temprana, la verdad y el respeto individual debe de ser la base de la educación para poder crear una sociedad libre. El día que te respetas y eres sincero/a a ti mismo/a, entiendes que tienes miedos, prejuicios personales y muchos aspectos y cualidades positivas que afectan de una determinada forma a tu entorno más inmediato al igual que otras negativas que afectan de otra forma diferente. Estos valores individuales son los que te hace crecer como persona para luego ser capaz de ser libre frente al resto. Para que una sociedad funcione, primero tienen que funcionar las personas.


– Si te perdiste el Prefacio pincha AQUÍ.

– Si te perdiste la introducción pincha AQUÍ.

– Si te perdiste el Capítulo I pincha AQUÍ

– Lineas de Gimnasia: AQUÍ

SEIKATSU – CAPÍTULO I

lavida

Juanpe Argente

RESETMOVEMENT / SEIKATSU

El libro del trabajo de investigación: Creando Psicomotricidad

CAPITULO I – IDENTIDAD HUMANA Y TRANSFERENCIA DE PESO

Para facilitar la lectura y comprensión en la primera parte del capítulo sobre la identidad humana voy a omitir todos los pronombres personales posibles y no voy a evitar intentar hablar lo más claro y llano dentro de mi forma de pensar plasmando mis ideas y maneras de ver la humanidad, su sistema de comportamiento y sus nocebos* – diferente a algo nocivo pero con connotación negativa igualmente. Todo lo que se presente en asterisco lo encontraréis al final del capítulo referenciado para que podáis aprender más sobre ello.


PARTE I – IDENTIDAD HUMANA

Si queremos comenzar a hablar de psicomotricidad antes debemos saber quiénes somos y por qué hacemos y sentimos lo que expresamos. Es muy interesante saber apartar el prejuicio y odio ideológico para saber albergar y estudiar los estados anímicos junto a las ideas sociales establecidas y cómo ellos se transfieren a los gestos, hábitos y movimientos que nos hacen tener en común nuestro sentido humano. 

Para el estudio y aprendizaje de la psico – la mitad de lo que vienes a aprender aquí – es de especial mención el estudio del comportamiento humano, dejando atrás la venta de micro o macro movimientos, holistidad o plasticidades cerebrales que pensamos que pueden sernos de utilidad o la gran base del movimiento consciente que nos venden. Seamos justos con el resto. Guste más o menos, tras todo esto siempre hay una base científica y psicoanalítica que proporciona datos sobre cualquier transferencia de información que sucede en nuestro cerebro y cuerpo por separado y en conjunto, todo lo cual hay que estudiar y especializarse – la especialización se debe realizar desde la base. Al final siempre debemos pisar sobre una base sólida de la cuál partimos el viaje.

Lo primero que hay que saber es que nos encontramos frente a una sociedad en la que el 90 y mucho por cierto procede de ideologías socialistas, de un lado u otro, pero son personas completamente incapaces de ver el mundo de cualquier forma, excepto en términos de identidad grupal, así que si alguien sale y no está de acuerdo con ellos, lo tienen que caracterizar según sus atributos grupales fundamentales, es por ello por lo que si eres de un lado no eres del otro, y quien es de centro es porque es ”un facha que no se decide’’ desde la perspectiva izquierdista o ‘’un posible apoyo para formar una gran España’’ desde la perspectiva derechista. Las personas que salen de esa pelea de inútiles y ven mas allá son las que cambian su mundo a mejor, son las que crean su libertad individual y no necesitan de la gran mayoría para satisfacer su ethos* y el comportamiento motriz de este.

Para ello es necesario saber que la aptitud, es una de las cualidades más nocivas en las guerras culturales por el simple hecho de que nosotros mismos sabemos que es algo bueno, o nuestra ”educación socialista” nos educa a que las aptitudes se premian y no nos educan a normalizarlas, ahí es donde se encuentra una parte del génesis de la idea del poder sobre el resto de las personas, la idea de que deben basarse en cubrir las necesidades de tu grupo, sean la que sean. Esto conforma el estado, en el sentido de estado como nación arraigada a un nombre y un poder que controla todo, es una idea preconcebida desde que nacemos sin importar que tu manera de pensar se posicione hacia un lado o se quede en el centro. Y esa idea, no existe, hay edificios y personas que van a trabajar a ellos en son de una idea completamente inexistente, la idea no es un gigante de los bosques que nos controla desde que nacemos, la idea somos nosotros mismos imponiéndonos trabas desde que nacemos y aquí da igual para que lado te inclines, siempre serás controlado/a. ”Saben qué facturas debes, saben qué facturas pagas’’ decía Nach.

Podemos coger el ejemplo de cualquier país, donde los niños y niñas son diferentes, hombres y mujeres son diferentes (es algo biológico) como en el resto del planeta. Donde nos encontramos que las personas son maleables, y puedes torcer la estructura sociocultural más y más para minimizar las diferencias biológicas cuando realmente las hay, y que nos benefician tanto a hombres por ser hombres como a mujeres por ser mujeres, existen diferencias que nos hacen únicos y libres como género. Torciendo la estructura, tal vez se vuelva todo en tu contra y las personas se te rebelan, es algo muy factible. Pero digamos que sí, se puede, aquí es donde viene el gran problema porque si tú le cedes tanto poder al estado, a esa idea, básicamente le estás dando al estado el poder de socializar a tus hijos a su antojo, ¿querrías eso? no pienses que por ser del mismo partido político una persona del centro de Donosti va a saber la realidad social que se vive en un pueblo del interior de Almería y viceversa, pero aun así confiamos nuestras únicas pertenencias personales – nuestro psico, nuestros pensamientos – al resto esperando que apliquen leyes desde su realidad desconociendo la nuestra para que hagan que nuestras vidas vayan mejor. 

Imagina que los sistemas cognitivos, que son las interpretaciones del mundo, tienen niveles axiomáticos – Un axioma* es una proposición asumida dentro de un cuerpo teórico sobre la cual descansan otros razonamientos y proposiciones deducidas de esas premisas. Algunas premisas fundamentales son más fundamentales que otras, y podríamos pensar que los izquierdistas históricamente, tal vez por su racionalidad atea, están más del lado de la ciencia que, digamos, los fundamentalistas de cualquier tipo. Pero cuando llega el momento crítico, te das cuenta de cómo se anidan los axiomas, y hay algunos axiomas más profundos que dicen: todas las jerarquías están basadas en el poder, todas las pujas de poder están basadas en identidades grupales, identidades tribales en esencia, y toda la historia del mundo entero no es más que una puja de poder entre estos distintos grupos de identidad. 

Es como: Vale, si la ciencia indica que algo de eso es erróneo, tu cambias las creencias o cambias la ciencia. 

Y la respuesta a esa premisa es: bueno, depende de cómo las ordenes jerárquicamente. Si los hechos científicos son la subestructura axiomática, tu cambias tus creencias. Si tus creencias son la subestructura axiomática, cambias la ciencia. 

Todo esto ya lo hemos visto en el mundo real y una de las cosas que he intentado hacer es diagnosticar la estructura axiomática para huir de ahí. ¿Cuál es la estructura de premisas metafísicas socialistas de la izquierda o derecha? Perteneces a un grupo, el cual se encuentra en una guerra constante por estar por delante y la guerra es arbitraria, excepto en la medida que le sirva a tu grupo. Ese camino creo que es una cuesta abajo sin frenos al desastre, es una degeneración hacia el tribalismo y pagaremos serias consecuencias. No solo porque nos vuelve a un tribalismo de lucha – que ya encontramos tribus/grupos radicales – sino porque la evidencia antropológica es abrumadora. Así que, no solo se regresa al tribalismo, sino también invalida el argumento que nos ha estado ayudando a superar lo tribal, que es la idea de que el individuo debe ser soberano de sí mismo. Así que creo que la guerra cultural se trata de cuál es el marco correcto en el cual ver la identidad humana, y cuál es la relación entre el individuo y el grupo en relación a esa identidad. 

Desde mi punto de vista psicomotriz y cómo todo esto afecta a nuestras decisiones y estímulos que se desarrollan para luego crear gestos y hábitos, el camino a escoger es el de la inteligencia orgánica, del yo psíquico y físico, del ethos. Trato de buscar la globalización inteligente de la soberanía del individuo. Hablo de un ethos de metáfora, imagen, drama, ritual, arte, música y movimiento, lo no verbal y la formación de patrones todo ello en su más pura representación. Iain McGilchrist escribió un libro llamado El maestro y su emisario en el que encontré que representaba bastante bien la especialización hemisférica de nuestro ethos en acciones y me ayudó a entenderme y entender mi docencia, a preguntarme realmente el por qué de lo que hago,  también lo encontré en Elkhonon Goldberg, en sus observaciones explica que el hemisferio izquierdo está dedicado a lo que sabemos y el derecho está dedicado a lo que no sabemos, así que es una dinámica de orden y caos.

La idea que saco de esto sería que el hemisferio izquierdo genera sistemas paradigmáticos, sería como el sistema de la busca de la inteligencia, predicados en axiomas declarados. Pero todo ese sistema axiomático tiene bases en el dominio no verbal que está asociado con el hemisferio derecho – encontramos la conexión entre ambos – con motivaciones biológicas y emociones. Y aquí puedes pensar: Vale Juanpe, pero ¿cómo validas un sistema axiomático de normas éticas?. 

La respuesta es bastante sencilla y directa: Lo descubrió Jean Piaget. Lo que vio es que este sistema axiomático lo exteriorizamos al mundo literalmente, lo ponemos en práctica en el mundo y observamos las respuestas emocionales de los demás. Y si el sistema axiomático que estás poniendo en práctica satisface las motivaciones y emociones de las personas en ese sistema, el sistema se justifica. Aunque en realidad todo esto es más complicado, lo que se busca es que las motivaciones y emociones de cada individuo estén satisfechas, pero no solo ahora sino la semana que viene, el año que viene, etc. Por lo que tienes que extenderlo en el tiempo, y no solo tus emociones y motivaciones, sino también las mías y las suyas. 

Voy a demostrarlo como si un juego de niños se tratase. Se juntan unos niños y se ponen a jugar a imitar – imitar es modelar el mundo realmente -, como un lugar en el cual actuar, porque para imitar tienes que actuar. Los niños se juntan, asignan roles y dicen ‘’bueno, yo seré la mamá, yo seré el papá, yo seré el perro y con estos personajes jugaremos a las casitas’’. Lo representan, y lo que están haciendo es ver si pueden regular la forma en que construyen el juego para ver si las emociones y motivaciones de todos están tan satisfechas que querrán seguir jugando. Eso es tan genial que te muestra que así es como se examina y justifica un sistema ético, lo pones en práctica y ves si los demás quieren seguir jugando. Y esa, aunque parecida es una metodología completamente distinta a las maneras de gobierno que tenemos hoy día en el parlamento. La diferencia está en que los individuos de forma libre han tomado la decisión de lo que quieren ser teniendo en cuenta la realidad de donde se encuentran, toman decisiones en su propia realidad para su propio beneficio personal y luego esto hace que el juego siga en marcha, además, que siempre están a tiempo de abandonar en cualquier momento y seguir con su propia vida. Hoy día las decisiones tienen que ser de millones de personas para que te afecten de una manera positiva, y no puedes abandonar el concepto de estado y su control de una forma tan sencilla, una vez que comienzas sin que nadie te pregunte – al nacer – en el juego del estado no puedes retirarte sin consecuencias fatales.

El resumen de esta primera parte, es que la identidad es individual y ningún docente ni estado debería retorcer la estructura identitaria para que el alumnado aplicase en un futuro hacia un lado u otro, la educación está siendo completamente prostituida por la voz de quien gobierna y los/as docentes no son más que títeres sin cabeza si no reaccionan. La formación proveniente de leyes del estado que afectan a magisterio en las universidades son una farsa continua donde te dicen qué tienes que enseñar y cómo enseñarlo para crear ciudadanos libres, y la pregunta es: ¿libres de qué?


PARTE II – IDENTIDAD PARA TRANSFERIR PESO

Esto es una parte muy importante del movimiento, para ello lo primero que tenemos es que ser libres mentalmente, que las barreras estén abiertas a nuevos estímulos y sensaciones, como hace un tiempo escribí: Aprender sirve para ajustar la imaginación a la realidad, y para ver las cosas como son en vez de pensar cómo serán, porque no hay viajes que nos lleven lejos a menos que se recorra la misma distancia en nuestro mundo interno que en el exterior.

Un ciudadano educado/a es un ciudadano libre y aprender es un ejercicio con consecuencias fatales para los prejuicios, la intolerancia y la estrechez de mente. Y para poder movernos en cualquier ámbito de la vida, necesitamos primero dejar que nuestra mente – nuestra psico – nos deje maniobrar a nuestra anchura más básica.

Aquí empezamos con un poco de psicomotricidad, ya que se trata de una acción que no un gesto.

Veamos por qué no es lo mismo. Un gesto es un movimiento de cualquier parte del cuerpo que no implica una transferencia de peso, ya sea de los brazos o las piernas, que son los más usuales, o de la cabeza, y columna vertebral. Sí es cierto que los gestos nos pueden llevar a una transferencia de peso; de hecho se utilizan en la producción de impulso o cuando se dirige un movimiento con una parte definida del cuerpo en un sentido concreto, pero son gestos que implican acciones de reacciones únicamente por eso no se categoriza el global como una acción. Hay tres maneras principales en las que el cuerpo utiliza el peso cuando se mueve de una parte a otra, donde en todos ellos debe haber una comprensión de dónde se encuentra. Lo primero sería sentir que el peso del cuerpo disminuye o aumenta, lo que lleva al control y a la toma de conciencia de la acción por si se trata de un desequilibrio más fluido o de una naturaleza más estable o completamente lo contrario.

Un movimiento equilibrado, en el que el peso siempre está por encima de lo normal la base será de naturaleza estable y puede ser detenida a voluntad. cuanto más grande sea la base, más fácil será realizar la acción. El ejemplo claro de esto es que nos es posible movernos de manera estable y equilibrada a la vez que ocurren desplazamientos; caminar es el ejemplo obvio, pero en gimnasia otras partes del cuerpo pueden ser puestas en acción. el cuerpo cambia continuamente, pero el peso corporal se mantiene dentro de la base. En un movimiento desequilibrado por ejemplo, el centro de gravedad cae fuera de la base de apoyo y conduce a acciones de volar y caernos.

Esto sucede a veces en momentos inesperados, como en un handstand, y  es ahí cuando se dice que “los niños/as carecen de control”; si ellos/as no han experimentado la sensación de que pueden entrar y salir de la posición sin miedo pero son capaces de ajustar el peso de sus cuerpos en tal situación a la de estar en equilibrio es por miedo de que se hagan daño a sí mismos/as no por falta de control, la gran mayoría de veces los desequilibrios nos los buscamos nosotros mismos/as – y no solo motrizmente. Aparte del punto de vista de la seguridad, esta experiencia de movimiento fuera de equilibrio se fragua en su vocabulario de movimiento y es una de las alegrías de la gimnasia a medida que su capacidad crece y saben lo lejos que pueden llegar, durante cuánto tiempo son capaces de volar y caer, de aguantar sin moverse, o de desplazarse lo más rápido que su cuerpo les permite.

Esta interacción de movimiento fuera de equilibrio debe ser introducida de forma simple. Empezando en el suelo, incluso con colchonetas, realizando la persona docente el ejemplo haciendo que toda la clase sea consciente del movimiento del peso corporal fuera de su base causando desequilibrio – tales como empezar de rodillas (cuadrupedia) e inclinándose lentamente en cualquier dirección: hasta cierto punto la inclinación del movimiento puede ser contrarrestado, pero tan pronto como el centro de gravedad cae fuera de la base (formado por las rodillas y manos) el cuerpo se cae – es en este momento cuando el cuerpo se vuelve fuera de equilibrio. Al principio, en este caso, suelen ser los brazos los que entrar en acción proporcionando una base con las rodillas a través de la caída del centro de gravedad, así el cuerpo se vuelve de nuevo al equilibrio y permanece estable; pero más tarde con un peso y entrenamiento adecuado la estabilidad en esta transferencia de peso puede lograrse sin utilizar los brazos. Del mismo modo, otras partes del cuerpo pueden utilizarse como base y entrarán en acción para evitar que el cuerpo cayendo de un choque contra el suelo. Esto que acabamos de ver, es desde mi punto de vista uno de los primeros movimientos que se pueden enseñar para explicar la transferencia de peso. Si recapitulamos de una manera rápida y sencilla quedaría así:

– Posición de cuadrupedia
– En la posición se oscila hacia delante
– En la posición se oscila hacia atrás
– En la posición se oscila hacia un lado y otro
– En la posición se crea un movimiento circular completo a izquierda
– En la posición se crea un movimiento circular completo a derecha
– Se prueba todo lo anterior pero sin utilizar las manos

En muchas acciones hay momentos en los que se produce tanto un equilibrio como un desequilibrio y los niños/as deben ser conscientes y capaces de usar de manera eficiente y a voluntad su cuerpo para resolver los problemas físicos que conlleva el moverse en su día a día. Aquí encontramos un gran problema en la sociedad actual, y es la sobreprotección. Ya que con un niño/a bajo esas características sufrirá de miedo irracional a acciones, actividades y momentos a lo largo de su vida pre-adulta hasta que haya alguien con la suficiente vocación y paciencia para paliar todo lo que hicieron sus padres y que pueda desarrollar una vida normal con un control de su cuerpo absoluto.

USO DE PARTES ADYACENTES DEL CUERPO

Aquí el peso del cuerpo se mueve gradualmente usando cada parte consecutivamente – no debe haber huecos entre las partes del cuerpo que soportan el peso. Explicado de forma técnica parece un poco extraño el concepto pero es realmente sencillo, veamos más abajo:

Puede lograrse utilizando ‘’piezas’’ de forma natural (anatómica). Una al lado de la otra, como en el caso de rodar hacia adelante o hacia atrás, donde cada parte/pieza de la columna vertebral soporta el peso por turnos donde a su vez todas las piezas están unidas; de esta forma, con una simple voltereta un área rígida en la columna vertebral se puede observar de inmediato, ya que se puede ver donde las vértebras no tocan el suelo consecutivamente. Para aprender esto, primero hay que enseñar a rodar en el suelo sobre nuestro propio eje – comúnmente llamado ‘’la croqueta’’ -, la parte posterior, los lados y la parte delantera del cuerpo soportan el peso, moviéndose consecutivamente de una a otra. Esto último no sería un ejemplo del uso de partes adyacentes ya que es sólo el tronco lo que se puede utilizar de la manera anterior y por lo tanto las posibilidades de movimiento se limita a una acción de balanceo, particularmente en las direcciones hacia un lado o hacia el otro, resultando en una repetición de la misma acción, pero es parte de la regresión a una voltereta ya que ayuda a cobrar el sentido de la transferencia del peso en el cuerpo.

Para superar esta limitación, ya que de rodar en el suelo sobre tu eje a hacer una voltereta completa hay un mundo, es posible hacer que partes del cuerpo, que anatómicamente no son adyacentes, se vuelvan así poniéndolas cerca de la parte original para que el el movimiento pase directamente de una parte del cuerpo a otra sin ningún hueco en el medio. Esto puede verse cuando nos enrollamos como un bicho bola y rodamos en todas las direcciones en las que el peso puede pasar del culete* si empezamos sentados/as y pasamos por todo el cuerpo apoyándolo en el suelo mientras rodamos, uno/a no termina de rodar hasta que ha podido podido rozar su cuerpo hecho un bola al completo por el suelo. Es mucho más complicado de lo que parece y mucho más divertido de lo que ya parece.

En gran medida para aprender un movimiento, es una cuestión de cómo uno/a se mueve y se preocupa por el contenido de Esfuerzo del movimiento que hay en su cuerpo. Explicado de una manera un poco más amplia, nos encontramos con que en la transferencia de peso el Factor de Peso es el principal involucrado y para poder poder manejara nuestra merced el peso de nuestro cuerpo tenemos que hacer amistad con la tensión en los músculos, crear vías neuromusculares; de esta forma sabremos si la tensión que debemos realizar es fuerte, menos fuerte o débil. Con todo esto, hay que tener claro que tenemos que realizar una interacción continua para obtener una transición suave de un grado de tensión a otro. Este grado de tensión está estrechamente relacionado con el lugar donde el peso corporal cae en relación hasta el punto de apoyo. En los dos ejemplos siguientes veremos este punto:

(1) Empezando por la espalda, estirado y rodando de lado el cuerpo es estable, descansando sobre toda la espalda que es una base grande; una fuerte contracción del músculo será necesaria para desplazar el peso del cuerpo hacia un lado; mientras el peso del cuerpo se mueve sobre el costado, el trabajo muscular es más fácil y la tensión muscular más débil, pero a medida que el movimiento continúa y el peso corporal comienza a caer fuera de esta base (de lado a boca abajo) el trabajo muscular de nuevo tiene que aumentar y la tensión muscular es más fuerte, este es el tiempo para resistir la gravedad y asegurar que el cuerpo se encuentre con una recepción contra el suelo suave y lisa.

(2) Empezar acurrucado sentado en el suelo rodando hacia atrás y vuelta a posición sentada – el peso corporal es estable y cae directamente a través de la base, en este caso el culete y la espalda. Con una tensión débil comenzará el cuerpo a moverse hacia atrás pero con una tensión fuerte se estimula más músculo para levantar las caderas por encima de los hombros, y cuando el peso del cuerpo pasa por encima de los hombros a se necesita de una tensión más débil, pero tan pronto como el peso corporal comienza a caer fuera de la base (hombros) una tensión más fuerte es de nuevo necesaria,  pero solo lo suficiente para resistir el tirón de la gravedad con el fin de bajar las rodillas suavemente hasta el suelo y quedar en posición inicial sentado.

Por lo tanto, hay momentos definidos de tensiones esenciales más fuertes y más débiles para facilitar la transferencia de peso desde una parte del cuerpo a otra en relación directa con la parte principal del cuerpo. A recordar: mientras que el cuerpo está moviéndose sobre el punto de apoyo, la tensión es más débil, cuando se mueve hacia el punto de apoyo, es muy fuerte. El ejemplo que hemos vivido todos/as los que hemos aprendido a hacer el Handstand alguna vez ha sido:

– Pies y manos en el suelo – super estable, tensión mínima.
– Pies en el aire y manos en el suelo – estabilidad nula, tensión máxima
– Pies en el aire y mano/s en el aire – punto de no retorno, caída asegurada

Esto sucede porque entre el primer y segundo punto aun no hemos creado esa gran conexión que luego nos da a entender que en un handstand la tensión es mínima en todo momento, porque una baja tensión te da más estabilidad al dejar que tu cuerpo (porque tú envías la acción) pueda moverse y equilibrarse libremente.

Al enseñar, la conciencia tanto del cuerpo como del esfuerzo debe ser considerado en conjunto y se debe dar la oportunidad de experienciar en muchas situaciones variadas. Sabiendo cuánta tensión es requerida en un movimiento X en un cuerpo X es enteramente una cosa individual y sólo viene con mucha práctica y una comprensión de lo que está en juego. No debe haber contusiones y el cuerpo debe viajar sobre el suelo con suavidad. Al principio el movimiento debe ser ejecutado lentamente y con cuidado, siendo consciente de lo que está pasando, pero a medida que el alumnado en clase progresa veremos variaciones de velocidad y en muchos casos se debe fomentar su uso para facilitar las acciones, ya que el impulso adquirido ayudará al fuerte trabajo muscular involucrado a crecer o decrecer – hablando de tensión acumulada. Por ejemplo, en este tipo de acción como rodar hacia delante y ponerte sobre tus pies – tomada en una velocidad media, es posible que algunos niños/as no sean capaces de transferir su peso a los pies después de la voltereta; pero si la velocidad aumenta hacia el final de la volereta (que se realiza haciendo una activación muscular mayor en ese punto en concreto) deberían ser capaces de lograrlo; por lo tanto, un aumento de la velocidad se combina con una fuerte tensión para lograr una acción hábil.

Se puede rodar o usar partes adyacentes del cuerpo. en todas las direcciones y pueden combinarse con otros aspectos de movimiento como doblarse y estirarse, girar, simetrías y asimetrías y a diferentes velocidades hasta que se obtenga el control total. Además de ampliar el vocabulario de movimiento y habilidad para manejar el propio cuerpo, este aspecto es más esencial desde el punto de vista de la seguridad y debería ser enseñado cuidadosamente y a fondo. Se puede utilizar lo siguiente como actividades introductoras o de clase, poniendo así en práctica lo que las niñas/os entienden, aumentando la familiaridad y la capacidad, y dando al maestro/a la oportunidad de observar y ayudar de manera individual.

Una clase de educación física deja de ser útil cuando el/la docente olvida que el cuerpo de su alumnado debe moverse sobre sí mismo primero (rodar en todas direcciones) para poder experimentar la transferencia de peso de la manera más amplia posible en otras áreas de juego o deporte.

Profesores y profesoras, a rodar, a mancharse, a mover esa columna, a divertirse y a ver a vuestros alumnos y alumnas reír y superarse.


– Si te perdiste el Prefacio pincha AQUÍ.

– Si te perdiste la introducción pincha AQUÍ.

– Capítulo II: AQUÍ

Nocebos: Se denomina efecto nocebo en medicina y veterinaria al empeoramiento de los síntomas o signos de una enfermedad por la expectativa, consciente o no, de efectos negativos de una medida terapéutica.

Ethos: AQUÍ.

Culete: Viene de ”culo”, todo el mundo lo entiende, además es una forma cariñosa de llamar a esa zona que tanto castigamos sentándonos en sillas tantas horas al día. Nunca la había visto escrita en un libro y creo que ya era hora, es algo necesario el crear libros de temas complejos con palabras y estilos lingüisticos que puedan llegar a todo tipo de personas independientemente de los estudios o adquisiciones previas que tengan.

SEIKATSU – Introducción

lavida

Juanpe Argente

RESETMOVEMENT / SEIKATSU

El libro del trabajo de investigación: Creando Psicomotricidad

INTRODUCCIÓN

Un ser humano tiene un cuerpo preocupado por las acciones prácticas; una mente, preocupada por el pensamiento, el sentimiento o la emoción y a su vez preocupada por la expresión. Es imposible separar uno de lo otro, aunque en ciertas situaciones un aspecto puede estar más involucrado que el resto. La persona artista creativa, en cualquiera que sea su medio, ya sea piedra, madera, palabras, pintura, sonido o movimiento recurre principalmente al lado sentimental o expresivo de su obra aunque los otros aspectos de su persona son totalmente necesarios para lograr la realización, el conjunto es lo que le otorga la personalidad única. El intelectual principalmente usa su cerebro y sus poderes de pensamiento para resolver sus problemas, su cuerpo y habilidades expresivas toman parte en menor porcentaje, la mayoría de veces casi inexistente, que pidan cada vez más conocimiento (en datos) y menos ejercicio hace que nos desconectemos de la otra gran parte. En una práctica cualquiera para obtener un aprendizaje significativo, debería de haber acción y un objetivo que debe alcanzarse para que este ejerza un uso hábil del cuerpo, por lo tanto la tarea es pensada y el cuerpo se pone en acción para lograr el fin. Durante la acción la persona indudablemente tendrá ciertos sentimientos hacia ella misma y ganará satisfacción en los logros. La psicomotricidad entra en esta última categoría práctica, con el objetivo de ganar el dominio sobre el cuerpo en diferentes situaciones. El pensamiento será necesario para resolver problemas y las sensaciones que se experimentarán durante el proceso, y como resultado de estas, encontraremos la palabra estrés, es por ello por lo que éste último nunca debe enmascarar el objetivo práctico en la actitud del alumno/a, ahí es donde entran los/as profes. En el mundo actual, el movimiento expresivo está fuera de lugar, no es rentable y tampoco peligroso. Por lo tanto el espectáculo es menor y la especulación entorno a ello igual. Sin embargo, en la psicomotricidad debe de ser vital, y para ser así cada parte de la persona, cuerpo, mente y sentimientos, deben estar vivos y sensibles, tomando el lugar que les corresponde.

Hay una tendencia creciente en personas que sólo mueven los brazos y piernas y raramente el torso, y hay una tendencia creciente en personas que tampoco hacen por mover brazos y piernas, y mucho menos el torso. Por lo que hay un aislamiento de movimiento que es antinatural. Tal vez este sea el resultado de nuestra civilización moderna, pues vivimos en una era mecánica de botones y uno opta por mirar y en último lugar participar. Mucho de todo esto, se hace con maquinaria que trabaja al tacto de un interruptor en lugar de la acción de todo el cuerpo como era necesario en el pasado – 20 años atrás. Todos estos dispositivos y diversiones no dan ninguna oportunidad para cumplir con la tendencia natural innata de moverse, y a menos que se nutra en los más jóvenes desde pequeños/as, muchos pueden perder la necesidad de moverse y se vuelven relativamente analfabetos en movimiento, aquellos cuyo instinto se verá obstaculizado por los retos que se les presentarán. 

En expediciones audaces al margen de la ley – debido al control estatal; es responsabilidad de los educadores/as y tutores ver que los/as más jóvenes tienen la oportunidad de desarrollarse como personas con capacidades en todos los sentidos. El movimiento es fundamental e involucra a todo el ser, por lo que cada oportunidad debe ser dada a establecer un buen movimiento con la alegría y la satisfacción que da la forma más amplia y libertad de motricidad sin necesidad de compensar con otros ‘’chutes’’ estimulantes, al gusto del consumidor. De alguna manera, para las tendencias de hoy día la alegría natural de moverse se pierde por completo, quizá seamos partícipes de una gran obra de ciudadanos/as pasivos. 

Todavía está dentro de nuestra naturaleza responder a los desafíos que requieren habilidad física y agilidad mental, y a través de esto, la confianza se gana conduciéndola a la satisfacción, a la autoestima y el equilibrio. Cualesquiera que sean los intereses e inclinaciones finales de la persona, el trabajo en psicomotricidad puede ser un buen entrenamiento – práctica – y se deben aprovechar todas las oportunidades de las instalaciones que nos rodean, incluso de nuestra propia casa. Hasta cierto punto, el movimiento es instintivo, innato en nosotros/as, para obtener comida y protegernos del peligro. Originalmente, se desarrolló en un alto grado y por necesidad tuvo que ser hábil para sobrevivir, con sólo la supervivencia de los más aptos y versátiles; pero esos días ya han pasado, y ahora es necesario desarrollar una variedad de movimientos y habilidades donde debemos mantenerlas de otras formas para tener el estímulo y desarrollo cerebral óptimo, seguro que habrás visto un ser humano apagándose, es justo el estímulo contrario que genera la psicomotricidad, las dos direcciones de una misma autovía. De ahí que veamos a niños/as jugar y pensemos en cuanta vitalidad proyectan sus cuerpos.

Cada parte de cada lección de psicomotricidad debe tener un propósito – no sólo una mera ocupación en la clase o en la práctica, no es un pasatiempo. El ser humano tiene una energía X y esta debe ser utilizada de manera rentable; si aparentemente no tienen ninguna, necesita ser estimulado/a para producirla. La lección/habilidad a aprender debe ser vital, activa y desafiante, involucrando a toda la persona aunque el estrés, debido a la naturaleza de la gimnasia, estará en ambos lados mental y físico, se debe dar la oportunidad para que muevan todo el cuerpo con diferentes ritmos de esfuerzo en el espacio, utilizando formas familiares de dar confianza y satisfacción, explorar lo menos familiar y responder a los desafíos de lo desconocido. De este modo, se debería aumentar el número de habilidades de movimiento con economía del esfuerzo: un flujo fácil de información lógica del movimiento con su acumulación rítmica, su clímax y su recuperación: un aumento en el vocabulario y la capacidad de responder a las nuevas situaciones que muestran iniciativa, determinación y perseverancia. A medida que crece la comprensión del movimiento, las niñas/os se dan cuenta que no todo el mundo se mueve de la misma manera y que cada tarea no se lleva a cabo de manera similar (diversidad de cuerpos y mentes): como resultado de ello, la independencia y la capacidad de tomar decisiones en la selección del movimiento para el niño/a en situaciones variadas, se desarrolla. Con el uso variado de aparatos e incluso obstáculos combinados con un conjunto de tareas, se aplica la comprensión del movimiento y los juicios realizados en consecuencia, lo que les ayuda a ganar confianza en su propia habilidad. Trabajar con otras personas lleva a la cooperación y a la sensibilidad hacia los demás, haciéndolos/as más tolerantes y dispuestos a ayudar, asumiendo responsabilidades y creando una madurez activa – todo esto, y mucho más, en la psicomotricidad, que contribuye al conjunto del programa educativo de la escuela o centro de formación adulto. 

La materialización de los movimientos se ha establecido teniendo la necesidad de aislarlos – para su estudio – en aspectos relacionados con el cuerpo, el esfuerzo contenido y el uso del espacio, pero ninguno puede existir sin los otros. Por necesidad hay una tendencia a aislar, de esta forma podemos estudiar los patrones erróneos; el análisis es esencial al igual que la necesidad para enfatizar un aspecto específico, pero debe ser apoyado por el resto, el movimiento y la conexión cuerpo-mente es global. De esta misma manera, el movimiento del cuerpo no puede tener un propósito sin esa parte vital  -no física- de la de un ser humano. Hay que recordar que se trata de personas vivas a quienes se les está enseñando y no sólo a la actividad física. Depende del/la docente crear el ambiente para la participación plena de cada uno de ellos/as de su clase y a estar al tanto de cada alumno/a. Todos los seres humanos tenemos un ritmo diferente de aprendizaje, y respetarlo es lo que hace que la enseñanza valga la pena.

Para ir finalizando esta introducción y poder sacarle aun más sentido al libro, hay que tener los dos primeros conceptos en mente y bien claros para en el capítulo uno poder ir a otras materias más específicas: 

1.- El movimiento es el resultado de la coordinación nerviosa y muscular, es instinto consciente e inconsciente procedente del cerebro; pero las acciones voluntarias conscientes involucran los centros de pensamiento superiores y con cada nueva acción hay que hacer una nueva vía neuromuscular. Cuanto más a menudo se repita la acción, más se utilizará este camino y más hábil se vuelve el movimiento. Por lo tanto, es necesario establecer tantas vías neuromusculares como sea posible para dar un amplio vocabulario de movimiento y poder utilizarlo a lo largo del tiempo. He aquí cuando desarrollamos una nueva habilidad.

2.- La Bella Durmiente como fábula. Vamos a entenderla desde dos puntos de vista: El primer punto es verlo como historia edípica, que no sexista, la madre/padre edípico es aquella que devora a su propio hijo a fuerza de sobreprotegerlo, por lo que en lugar de hacerlo más fuerte y enfrentarle con el mundo terrible, son debilitados con demasiada protección. Luego, cuando se les deja libres en el mundo ellos no pueden vivir por si solos. Y esa es la historia de la bella durmiente, y así es cómo se comportan el rey y la reina. En el cuento le piden perdón a Maléfica cuando aparece en la ceremonia cuando no la invitaron teniendo un montón de malas excusas, ‘’se nos olvidó”. No lo creo, no se olvida algo así. Y maléfica así se lo recuerda. Podrías desear que se quedase a un lado pero no se te olvida… La pregunta es ¿le vas a invitar a la fiesta? y la respuesta es: Depende de lo inconsciente que quieras que sea tu hijo/a en el futuro. Al hacer eso no estás protegiéndola sino convirtiéndola en alguien vulnerable. Así, que Maléfica condena a muerte a la princesa que caería en un sueño eterno al cumplir los 16 años pinchándose con una rueca y los reyes esconden todas las ruecas del reino para seguir haciendo que su hija viva en la inmadurez. Por lo que la bella durmiente es ingenua a más no poder. La ponen en el bosque a que la cuiden 3 hadas madrinas que también están alejadas de cualquier tipo de potencia o poder— No hay nada maléfico acerca de ellas. Y del primer príncipe idiota que aparece,  ella se enamora en 5 minutos de forma tan desesperada que tiene estrés post traumático cuando se aleja en su caballo. Eso es lo que sucede, luego ella va al castillo y está como loca porque conoció al amor de su vida en 5 minutos, por dios… Y ese es el momento en el que la famosa rueca del destino aparece y ella se pincha con el dedo y cae inconsciente. Ahora veámoslo desde el punto de vista de la idea del Logos: Ella quiere estar inconsciente, y no me extraña en absoluto. Ha sido protegida toda su vida, es tan ingenua que su primera experiencia romántica casi la mata. Ella quiere irse a dormir y nunca despertar, y eso es exactamente lo que pasa. Los niños y niñas sobreprotegidos no entienden al romper los lazos el mundo exterior, la realidad de las relaciones sociales o el esfuerzo. Seguimos, luego tiene que esperar que el príncipe venga a rescatarla… y puedes pensar: ¿Cómo de sexista es esa historia?. Esa sería la forma en que sería leída en el mundo de hoy día. Y puedes decir, la princesa no necesita a un príncipe que venga a salvarla, pero eso es una forma superficial y muy vaga de ver la historia. Porque el príncipe no es un hombre que viene a rescatar a una mujer, el príncipe en el cuento representa la propia conciencia de esa mujer, no es un hombre real, la conciencia es representada en esta historia como masculina simbólicamente para darle un poco de trama al cuento y esta representación de la conciencia – que no el hecho de ser un hombre – tiene que ver con la idea del logos. Sin esa erguida y valiente conciencia la mujer caerá en la inconsciencia y el terror. Si ella solo es inconsciente lo único que puede hacer es tumbarse y dormir. La siesta de los ingenuos y malditos la podríamos llamar. Ella necesita despertarse y traer su propia conciencia a un primer plano para sobrevivir en el mundo, y por supuesto las mujeres intentan y deben hacer eso todo el rato al igual que los hombres. Es una fábula que interpreta el concepto del bien y el mal y la necesidad de hacer frente a los peligros que están atados a la misma resistencia en tu camino hacia la inmadurez y eso vale para todo el mundo sin importar el sexo de tus hijos/as, alumnos/as o cualquiera que te venga a la mente.

La psicomotricidad es lo contrario de convertir a los niños/niñas y personas adultas en seres débiles e incapaces. Y la sobreprotección es un modo de relación donde descuentas la capacidad del otro para ser autosuficiente. Esto último, no lo necesitamos. 


 – Si te perdiste el Prefacio pincha AQUÍ.

– La bella durmiente como fábula para representar un concepto lo he inspirado en las historias de Alberto y Jordan Peterson y sus análisis sobre las películas Disney que tanto criticaron en mis años de universidad diversos/as docentes.

-Conceptos interesantes para el desarrollo personal y educativo:

-Idea del Logos: AQUÍ 

– Complejo de Edipo (Sigmond Freud – psicoanálisis):  AQUÍ

– Capítulo I: AQUÍ

– Capítulo II: AQUÍ

Creando Psicomotricidad: Esta vez, Creciendo Sapiens.

42528639_662168777497421_4524318940448423936_o

Nuestros más pequeños/as están siendo atacados por algunos políticos y padres/madres orientados a la consecución de objetivos (un sistema globalizado – una cultura estancada). El juego está considerado superfluo por el ministerio de educación y los maestros/as a menudo están orientados hacia una dirección conservadora sin darse cuenta de que el juego libre sigue siendo algo vital para la salud humana y la creatividad. Contrariamente a la idea de que el juego debe servir como distracción o consiste principalmente en deportes organizados.

Desde mi punto de vista no cabe duda de que tenemos que proporcionar a los niños y niñas el equilibrio ”De Tres” como ocurre en Creciendo Sapiens– de los que llevo unas semanas fascinado, y sino, asumir el riesgo y las consecuencias no deseadas si no lo hacemos. Todo esto trata de pegar un cambio en la educación de nuestros más pequeños/as, para que el juego autoiniciado alimente la la curiosidad, imaginación y creatividad del niño/a, ya que estas habilidades son como los músculos, si no los usas, no las desarrollas. Y como estas habilidades se desarrollan con la edad, es importante alentarlos con desafíos apropiados para su edad. Desarrollando juego, el amor y el trabajo en conjunto.

El equilibrio ‘De Tres’ como explico en en las formaciones de psicomotricidad es el siguiente:

Jugar:
El paseo lúdico aparece cuando los niño/as intentan adaptar el mundo físico a sus necesidades. A los pocos meses, un bebé transforma cada objeto que puede ser agarrado en uno que puede ser chupado. Para cuando los niños/as se convierten en preescolares, comienzan a crear asociaciones juguetonas entre objetos, que es lo que hace un niño de cuatro años, por ejemplo, cuando juega con la comida. Para los niños/as en edad escolar, el juego pronto se convierte más en hacer y romper reglas, y como adultos, podemos guiar esas reglas rotas. Debemos romper las reglas continuamente, romper el status quo social para evolucionar, y como adultos, debemos tener esa responsabilidad para incomodar a quienes quieren controlarnos, la vida es un juego, nunca os retiréis.

Amor:
El amor es nuestra necesidad de expresar nuestros deseos, sentimientos y emociones. Y nos lleva un tiempo para resolverlo, para darnos cuenta de que el amor consiste en algo más que algo que te gusta. Un bebé llora para expresar todo, desde la alegría hasta la infelicidad. Los niños/as preescolares centran su amor principalmente en ellos mismos/as. Pregúntales lo que piden por reyes por ejemplo, y los más pequeños/as te dirán juguetes para sí mismo. A esta edad, no les gusta compartir, no porque sean egoístas en la forma en que los adultos entienden la palabra sino porque sienten que el juguete sigue siendo parte de ellos. Una vez que llegan a la edad escolar, los niños/as generalmente se vuelven más sociales en sus expresiones de amor y preocupación hacia el resto. Es ahí cuando hay que enseñarle que en la diversidad está la riqueza, en todos los aspectos de la vida, está en nosotros cuidar de los más pequeños/as en el sentido de hacerles ver que su preocupación formará parte del su núcleo social, que gracias a ello será mejor persona y empatizará más con el resto, muchas personas así, de mayores, son los que cambian el mundo a mejor.

Trabajo:
En el trabajo adaptamos nuestro propio comportamiento a las exigencias de nuestro entorno físico, social y medio ambiente. Los niños/as que empiezan a caminar aprenden a comer con una cuchara en lugar de con los dedos al mismo tiempo, están aprendiendo la habilidad de encajar en su entorno, tanto físicamente como socialmente. Están aprendiendo a adaptarse, están aprendiendo a trabajar. Por ejemplo, la rápida adquisición del lenguaje por parte del niño/a en edad preescolar constituye la más impresionante de esta adaptación social ya que se les requiere lo más comunicativos posible en el mínimo tiempo posible, el ser introvertido (que no tímido) está contemplado como algo de ”retrasados”.

En la escuela primaria, cuando los niños se turnan y aceptan la autoridad no parental (paso muy importante) mientras desarrollan habilidades motrices con tales herramientas como pinceles, pelotas y libros, el trabajo asume la forma de aprendizaje social. Reglas. Para el observador casual, puede ser difícil distinguir aquí entre trabajar y jugar porque la verdadera diferencia radica más en la intención que en la actuación: Cuando trabajamos, nos adaptamos a nuestro entorno; cuando jugamos, nos adaptamos a nuestro entorno.
Adaptamos nuestro mundo a nuestra imaginación.

Los adultos responden tan negativamente al juego porque lo definen como simplemente tener diversión y, por lo tanto, una pérdida de tiempo. Pero aunque el juego como ocio puede ser divertido, su valor como psíquico más importante son los tres impulsos esenciales que te otorga: el amor, el juego (como aprendizaje) y el trabajo. Hay que tener siempre en mente que el juego opera como algo más que un impulso creativo; también funciona como un modo fundamental de aprendizaje.

Muchos de nosotros/as podemos observar fácilmente los beneficios de integrar juego, amor y trabajar en casa, como veremos en Creciendo Sapiens. Durante los primeros años de sus vidas, los niños/as pequeños encuentran en una situación un sentido bastante literal al visitar un país extranjero por primera vez. Porque los niños/as lo hacen y no piensan en conceptos y categorías de adultos, se acercan a esta “nueva tierra” desde muchas perspectivas diferentes simultáneamente. Metafóricamente hablando, observan agua y arena, árboles y bosques, plantas y animales, la luna,
el sol, las estrellas, todo ello, como si a través de los ojos de un artista, o un naturalista, o un escritor/a, o un científico/a. Cuando ofrecemos a nuestros hijos/as oportunidades para explorar este nuevo y emocionante mundo en su propio tiempo y a su propio ritmo, abrimos una puerta de aprendizaje que no podrían encontrar en ningún otro lugar del mundo.

¿Por qué entrometerse en un momento en el que los niños están aprendiendo instintivamente con tal
alegría y entusiasmo? ¿Por qué apresurar a los bebés y a los niños preescolares y escolares a experiencias de aprendizaje lideradas por adultos?

Aunque el termino ”Viejoven” (que me encanta) esté de moda en adultos que se sienten más jóvenes, no se adapta al desarrollo de los niños/as, es un error intentar que sean adultos antes de tiempo.

Facilitando el crecimiento del juego, el amor y el trabajo los niños/as aprenden a través del juego, aunque su capacidad de aprendizaje se vea muchas veces limitada por su su situación social, su estado emocional y su condición física e intelectual. Sin embargo, lo mejor que podemos hacer es asegurar el crecimiento saludable de un niño/a, independientemente de estas condiciones, apoyando y fomentando el aprendizaje autoiniciado del niño en actividades, movimientos, saltos, volteretas, sentadillas y un largo, etc.

Así que: ¡A lavarse los dientes en sentadilla!

Deseando ver a más mamás y papás con esas ganas de que sus hijos crezcan lo más ricos posibles

¡Buen fin de semana!.

Creando Psicomotricidad: Afección herencial, influencial y modos de comportamiento motrices (Parte 1)

5060375-e1533036231575.jpg

Hay que entender que los problemas no estan ahí, los problemas los creamos nosotros/as.


El ser humano camina sobre sus dos piernas. No hay nada nuevo en esto, y tendemos a darlo por sentado. Pero entonces, dar por sentado las cosas puede ser una forma muy engañosa de verlas. Supongamos que hiciéramos algunas preguntas sobre tales hechos, especialmente sobre hechos que han estado abiertos ante nosotros durante siglos. No tenemos ninguna razón para dar por sentado el andar erguido: no nacimos para caminar, tuvimos que aprenderlo. Si eres observador/a y miras a la gente en la calle, verás que ninguno de ellos camina como los demás. ¿Será que sus cuerpos son muy diferentes? ¿O que han aprendido a caminar de maneras diferentes? ¿O que, con el paso del tiempo, cada uno ha desarrollado una forma de moverse por su cuenta? Dicho de otro modo: ¿hasta qué punto estamos formados por la herencia, por influencias circunstanciales o por modos de comportamiento autoimpuestos?

Probemos con otra pregunta primero: ¿Cuál es la ventaja del transporte vertical? A veces se asumía que el hombre, al no necesitar sus manos para la locomoción, era capaz de utilizarlas para convertirse en un ser humano. Pero los simios, las ardillas, los canguros, los osos y otros animales a veces también caminan erguidos y usan sus patas delanteras para algo más que caminar, correr o saltar. Así que todo lo que podemos decir sobre esto por el momento es que el hombre usa sus manos de una manera específicamente humana, es decir: podemos describir cómo las usa, pero no podemos decir por qué.

Las manos no nos llevarán a ninguna parte ahora mismo; así que volvamos a la postura erguida.  Cuanto menor es el momento de inercia, menor es la energía necesaria para poner en movimiento el cuerpo. Y el momento de inercia aumenta muy rápidamente con la distancia del eje de rotación. Comparando el cuerpo humano con el de otros animales, encontramos que el momento de inercia alrededor del eje vertical (pasando por el centro de gravedad) es muy pequeño. De ello se deduce que el cuerpo humano es el más cercano a un marco ideal diseñado para el movimiento y el menos adecuado para permanecer inmóvil.

El pequeño momento de inercia es el resultado del apilamiento casi cilíndrico de la pelvis, el tronco y la cabeza, verticalmente, uno encima del otro, que al mismo tiempo lleva el centro de gravedad del cuerpo al nivel más alto posible compatible con su estructura, y por lo tanto se obtiene un equilibrio inestable. Es este precario e inestable equilibrio -y sus desviaciones- el que rige todo comportamiento humano. El movimiento horizontal desde la posición de equilibrio en cualquier dirección implica poco gasto de energía o trabajo. Restaurar el equilibrio cuando se perturba requiere el mismo pequeño gasto de energía que el anterior. En el equilibrio inestable, con el centro de gravedad lo más alto posible, la energía potencial es máxima. No es necesario el suministro de energía de ninguna otra fuente para cambiar la posición. De este modo, el cuerpo está siempre listo para el movimiento a corto plazo sin prácticamente ningún gasto de energía, e incluso este mínimo se obtiene de su energía potencial. En este sentido, es más móvil que el cuerpo de cualquier otro animal, que puede ser más rápido en una dirección en particular pero no tiene la libertad de movimiento completa del hombre.

Ahora, la postura erguida es una cualidad biológica del cuerpo humano, y no debe haber sensación de hacer, sostener, o de cualquier esfuerzo en absoluto. La postura real es siempre el resultado de lo que el se haría gracias a los mecanismos inherentes, y de lo que hemos aprendido a hacer ajustándonos a nuestro entorno físico y social. Mucho de lo que hemos aprendido va en detrimento del sistema, ya que se ha aprendido bajo la presión del afecto o el estrés de las dificultades, mientras que la dependencia inmediata de los demás distorsionó nuestras necesidades reales.

Parece extraño que se solo se hablen de ejercicios como si de caramelos fuesen y no de la gravedad que soportamos por nosotros mismos, y es que en nosotros (como todo en el mundo) vivimos en un campo de gravedad y estamos sujetos a él. Como habréis notado, he estado considerando aquí el cuerpo humano en su relación con la gravedad. Es habitual comenzar el estudio de la mecánica con estática, considerada más simple o elemental que la dinámica. Curiosamente, en el ser humano el movimiento se logra más fácil y antes que la inmovilidad: un niño/a comienza a dar tumbos hacia delante mucho antes de que pueda permanecer inmóvil sin apoyo; los años pasan antes de que pueda permanecer de pie sobre una pierna, y muchos adultos nunca alcanzan la perfección estática para poder permanecer de pie sobre una sola pierna durante mucho tiempo, especialmente con los ojos cerrados, aunque pueden hacer todo tipo de movimientos. Nótese que caminamos, nos sentamos, o nos tumbamos cuando queremos pensar: pocas personas encontrarán que el estar paradas conduce al pensamiento. También nos acostamos cuando estamos cansados, o enfermos, o en el psiquiatra. Ahora, el 90% de nuestro sistema nervioso se mantiene ocupado regulando nuestro comportamiento en relación con la gravedad; por lo tanto, se alivia más cuando se libera de esta inmensa actividad de oponerse, y a pesar de la atracción gravitatoria -en otras palabras: cuando estamos acostados.

Voy a resumir por el momento: El cuerpo humano está construido de tal manera que puede resistir la gravedad sin ningún esfuerzo, y puede moverse en el campo de la gravedad con casi ningún gasto de energía. Se han elaborado y establecido normas de postura y movimiento correctos, teniendo en cuenta las diferencias individuales. Debido a tales diferencias, cualquier desviación del comportamiento correcto no debe ser interpretada, al menos no inicialmente; puede ser notada y corregida. Corrección o, preferiblemente: “La “mejora” es un proceso de aprendizaje, es decir, de formación de nuevas respuestas funcionalmente más adecuadas. Una cuestión de saber hacer, si quieres. Pero para entender lo que sabes, tienes que sentirlo también. Y esto no es sólo un comentario gramatical sobre “comprensión”.

En la psicomotricidad observo como el tratamiento psiquiátrico logra un efecto duradero sólo si la mejora va acompañada de algún cambio en el cuerpo.

Analizando, encuentro que las perturbaciones emocionales o mentales, así como los delitos/errores menores funcionales del cuerpo, se deben al funcionamiento perturbado o resentido de nuestro sistema nervioso. Por lo tanto, del mismo modo que el tratamiento mental puede producir un cambio en el organismo, a la inversa, la mejora de la conducta corporal también produce cambios en la mente. En consecuencia, casi todo lo que llamamos “enfermedad” debe responder al tratamiento, ya sea a través de la psique o a través del cuerpo por igual. Si has perdido una extremidad, no se te puede hacer crecer una nueva; pero se te puede ayudar a enseñarte a ti mismo a usar la extremidad restante más eficazmente de lo que la habías utilizado previamente al accidente. La línea más allá de la cual el daño se vuelve irreparable depende de la persona involucrada, y de la habilidad y sabiduría del maestro/a. Esto es mucho más de lo que parece.

El comportamiento en relación con la gravedad tiene la ventaja de que puede observarse y medirse. Cualquiera puede ser consciente de ello y aprender a mejorarlo. Un estándar ideal puede deducirse de la estructura del cuerpo y de su mecánica, y utilizarse como hipótesis de trabajo; pero las desviaciones de este estándar no deben considerarse a priori como síntomas de enfermedad. Históricamente hablando, la Medicina es una ciencia curativa: vamos a ver a nuestro médico cuando nos sentimos menos bien de lo habitual, y esperamos de él que nos devuelva nuestra forma habitual de sentirnos nosotros mismos. Pero parecemos incapaces de sentir perturbaciones que, para nosotros, se han vuelto habituales. La postura erguida, por ejemplo, debería ser reflexiva y no necesitar trabajo de los músculos voluntarios, y en la postura correcta la reacción elástica del esqueleto lleva la compresión a cero.  Ahora bien, lo que comúnmente llamamos “enfermedad” suele ir precedido y acompañado, y a veces incluso seguido, por alguna de esas faltas o desviaciones. Pero desde este punto de vista, hasta la interpretación de cualquier desviación como una “enfermedad”, deberíamos ante todo saber qué significa exactamente “enfermedad”. Y no creo que la Medicina haya encontrado hasta ahora criterios suficientemente exactos para definir “enfermedad” y “salud”. Por eso parece preferible hablar aquí más bien de desviaciones: Las desviaciones son signos de un delito menor funcional. Se vuelven habituales y eventualmente conducen a la enfermedad, al reducir la resistencia incluso a las enfermedades infecciosas, o mejor dicho, a la propensión a contraerlas. Se suele hablar de “enfermedad” cuando las desviaciones son grandes en grado y pequeñas en número; pero también pueden ser numerosas, y pequeñas en grado. Las quejas de la vejez se pueden deducir de los años anteriores: conducen a algunos de los problemas que a veces se enumeran bajo el epígrafe de reumatismo, a problemas de descalcificación, escoliosis, cifosis, ciática, asma, artritis, artrosis, etc., todos los cuales se pueden prevenir o remediar aprendiendo a corregir las desviaciones. La vejez, por ejemplo, comienza con la restricción autoimpuesta de formar nuevos patrones corporales. En primer lugar, se seleccionan actitudes y posturas que se ajustan a la dignidad de la posición, y por lo tanto se rechazan acciones que pronto se vuelven imposibles. Basta con examinar el hecho de sentarse en el suelo y saltar, para darse cuenta de lo importante que es este factor de rechazo en el envejecimiento de una persona. Su reanudación y reintegración en el uso normal tiene un marcado efecto rejuvenecedor no sólo sobre la mecánica del cuerpo, sino sobre la personalidad en su conjunto. Aparte de las deficiencias heredadas y los daños sufridos en el pasado, podríamos decir que todo el mundo está potencialmente en perfecto estado de salud, pero no sabe cómo lograrlo.

No tenemos forma de seguir directamente los procesos en nuestro sistema nervioso central. Podemos darnos cuenta de tales procesos sólo en la medida en que nuestra vista, nuestro aparato de habla, nuestro rostro y el resto de nuestro cuerpo nos lo adviertan. Esto es lo que queremos decir con conciencia. Lo mismo ocurre con todas las percepciones, sentimientos y pensamientos de los sentidos: mientras no se hagan sentir por la movilización de nuestras regiones motoras, permaneceremos inconscientes de ellas y, a todos los efectos, no existen para nosotros. Podemos ser conscientes de los cambios en nuestro bienestar o sentirnos incómodos, sin ser conscientes de los cambios fisiológicos subyacentes. Es decir, a menudo notamos los sentimientos, pero no lo que los causa. Lo resumiría de la siguiente manera: no puede haber percepción de los sentidos, ni emoción, ni pensamiento, y obviamente ningún movimiento sin que se manifieste en el comportamiento del cuerpo. En resumen, no podemos volvernos conscientes de un sentimiento o pensamiento antes de que sea expresado por una movilización motora, y por lo tanto no hay pensamiento o sentimiento mientras no haya una actitud corporal.

 

Creando Psicomotricidad: El juego como refugio humano

 

_5300118-Editar.jpg

Nuestras sociedades postmodernas han robado el juego natural de nuestras vidas, para ser reemplazadas, muy a menudo, con actividades reguladas y medicamentos que reducen la necesidad de jugar. La evidencia sugiere que si aprendemos a restaurar el poder del juego en la dieta educativa de nuestros niños/as preescolares, de una manera nueva y creativa, podríamos revertir dramáticamente la velocidad a la que el TDAH está proliferando. El juego real abre la posibilidad de utilizar todas nuestras herramientas emocionales y naturales para la construcción epigenética del cerebro social.

Los problemas de control de los impulsos pueden ser enormemente difíciles en la infancia, pero comprender las funciones del ‘juego de proceso primario’ anima a conceptualizar nuevas formas de facilitar la maduración pro-social / cerebro-mente, y por lo tanto reducir los problemas de control de los impulsos en los más pequeños/as hasta la etapa adulta. A pesar de los años de psiquiatría la mayoría de lo que se diagnostica como TDAH puede ser poco más que natural la variabilidad de la maduración cerebral que resulta en parte de factores genéticos y en parte de los entornos sociales que hemos creado. Aunque ahora se sabe que los niños/as con TDAH son anatómicamente (y por lo tanto funcionalmente) un poco cortos en tamaño* y velocidad* (alrededor del 5%) en sus funciones ejecutivas del lóbulo frontal, esto sólo se convierte en un problema social cuando los niños/as en esa distribución del tamaño del cerebro entren a la escuela. No son tan obedientes como los que tienen mejores funciones reguladoras de cerebro y mente. 

 Aunque hay problemas más serios con una pequeña minoría de niños/as, la mayoría diagnosticados con TDAH no tiene ningún trastorno cerebral clínicamente relevante. Muchos simplemente tienen problemas con conductas de cumplimiento social cuando sus impulsos de jugar se ven frustrados. De hecho, probablemente todos los niños podrían ser diagnosticados con TDAH en algún momento en su vida. Lo mismo se aplica a las ‘conductas de oposición’, se diagnostican cuando un niño/a pierde los estribos; discute normas preestablecidas a los adultos,  activamente se niega a cumplir con sus obligaciones, le molesta deliberadamente la gente, culpa a otros por su conducta, errores o mal comportamiento y un largo etc.

Obviamente, sería más deseable que las familias (y la sociedad) intervinieran con tales niños/as en las fases más tempranas y plásticas del desarrollo para maximizar la maduración de las regiones cerebrales frontales proporcionando las máximas oportunidades para socializar sus cerebros con otros, una especie de apareamiento mental, donde los cerebros con una velocidad de aprendizaje más lenta están operativos al 100% de otros con una velocidad más avanzada. Cuando los niños están cayendo en esto, cuanto antes se implementen las relaciones sociales positivas que promuevan la vida, mejor. Si se hace, puede que se tenga mucha menos necesidad de prescribir lo que llamo como ‘promoción de la atención’, medicamentos que mejoran el comportamiento, cuyo coste biológico a largo plazo de las funciones siguen estando insuficientemente caracterizadas. La sabiduría y lo más olvidado (el sentido común) dicta que todas las intervenciones naturales deben tener una oportunidad adecuada antes de recurrir a poderosos psicoestimulantes que tienen efectos a largo plazo sobre la plasticidad cerebral.

 Deben haber inversiones mucho mayores en investigación para determinar cómo el juego social y los psicoestimulantes influyen en la organización a largo plazo del cerebro. En mi trabajo sobre la neurobiología del juego sugiero que este importante don que tenemos de sumergirnos en la naturaleza, debe de ser la herramienta de proceso primario para ayudar a construir cerebros sociales. Ya que el uso crónico de psicoestimulantes puede abortar la capacidad del juego de estimular a los niños/as a unirse a las estructuras sociales en las que se encuentran. Si estos medicamentos bloquean los patrones de expresión génica estimulados por el juego dramático en la corteza, podríamos estar jugando a los dados con los niños/as de nuestra sociedad actual.

 – ¿Se han restringido los derechos lúdicos de los más pequeños/as? 

– ¿Puede una persona totalmente social desarrollarse plenamente si dejase de jugar en todos los aspectos de la vida?

– ¿El cerebro que emerge sin juego, permanecerá atrofiado socialmente de por vida? 

 Sin el juego, el ser no puede llegar a ser plenamente humano.

 Entonces, ¿dónde podríamos jugar en nuestro mundo, donde la naturaleza es la gran dueña de nuestra vida impulsiva y la mayoría de los niños están sobreprotegidos, echando raíces en la televisión; donde la mayoría tiene pocos compañeros/as de juegos bruscos, de volteretas (los deportes organizados y los videojuegos son una pálida imitación del verdadero juego); donde la mayoría de los padres, madres y docentes ni siquiera saben reconocer el profundo valor del juego real para sus hijos; donde muchos creen que tratar a los niños como pequeños adultos ayuda a crear cerebros sociales?

 Si las familias ya no pueden proporcionar tales lujos de la infancia, entonces tal vez deberían convertirse en responsables sociales para crear “sitios de juego” (lo que hasta finales de los 90 se llamaban parques, con tierra, piedras, árboles con bichos, columpios con ruedas de coche, etc) -lugares donde se combinan lo mejor del juego y la mejor educación emocional completa. Todos los niños/as podrían

convertirse en aprendices a lo largo de toda la vida, dando lugar a compromisos alegres con la vida y el aprendizaje que se convierten en hábitos internalizados, tal vez inoculando a los jóvenes contra la futura depresión. Desde mi punto de vista, una profunda maduración cerebral pro-social, bajo el control de programas de desarrollo epigenético con medicamentos, nunca podrá igualar el juego durante los años preescolares. De hecho, uno puede imaginar la epigénesis operando a nivel cultural y no sólo a nivel individual. Las políticas sociales puedes influir en cómo maduran los cerebros de nuestros jóvenes.

 Si los datos preliminares de los animales son una guía válida, un juego abundante facilitará la maduración de las habilidades inhibitorias corticales frontales que vienen a regular la conducta de los niños/as

en sus impulsos emocionales y es cuando los niños/as más aprovechan el juego pro-social, ya que es aquí, cuando antes y más intensamente se desarrollarán las inestimables funciones mentales: las preciosas habilidades mentales de los cerebros maduros. Las funciones ejecutivas del lóbulo frontal permiten a los niños/as, y de hecho a todos nosotros, inhibir la impulsividad, nos permite detenernos, mirar, escuchar y sentir. Estas habilidades inhibitorias promueven capacidades mejoradas para la auto-reacción, la imaginación, la empatía y la creatividad/juego. Tales indicaciones a largo plazo en el desarrollo del lóbulo frontal deberían durar una vida entera. 

 Si es así, para no dejar a ningún niño atrás, la primera clase del día en cada escuela, debería de ser de juego, y cada clase subsiguiente del día debería estar llena de energías lúdicas de aprendizaje.

————-

 Hice esta foto para NEVIDEN, mi primer libro del que pronto tendréis noticias.