SIKATSU – CAPÍTULO III

lavida

Juanpe Argente

RESETMOVEMENT / SEIKATSU

El libro del trabajo de investigación: Creando Psicomotricidad

CAPÍTULO III – Extensión y Flexión Psicomotriz


Al igual que motrizmente, el pensamiento se extiende y se contrae.

Déjame contarte un experimento. La gente cree que piensa, y solo lo hace hasta cierto punto porque pensar es difícil y en general es algo que hacemos mediante el habla, pero la gente también cree que sabe de lo que habla cuando dice algo y generalmente no es así; no tengo intención de ser cruel con esto.

Imagina que te pido que cojas un papel y dibujes un helicóptero – vas a dibujar el helicóptero de un niño de 5 años. Viene a ser como una caja con un sombrerito arriba y un palo atrás, y eso es un helicóptero. Pero no, eso no es un helicóptero como tal, ni siquiera una aproximación. Lo que desconoces sobre helicópteros es suficiente para llenar libros enteros, pero tu conocimiento es suficiente para comunicar mas o menos una representación abstracta. Y gran parte de tu pensamiento es así, no sabes tanto como crees que sabes, y eso significa que eres más vulnerable de lo que crees en muchos sentidos.

Sabiendo esto, te doy otro ejemplo, digamos que te pongo a hacer un cuestionario sobre inclinación política y tu resultado es digamos de centro-izquierda, y luego te pido que escribas un ensayo de 500 palabras sobre por qué las corporaciones son una bendición, seguramente no estés de acuerdo pero intenta escribir un ensayo decente. Si escribes uno bueno te pagaré un sueldo. Entonces escribes el ensayo de esta opinión opuesta y te traigo de vuelta la semana siguiente y te doy el mismo cuestionario de inclinación política. ¿Qué crees que pasaría? En la mayoría de los casos la gente se movería considerablemente a la derecha – esto es lo que ocurre en periódicos, canales de televisión y un largo etc. Entonces, si yo regulo lo que tienes que decir, regulo lo que piensas. Y tu podrías pensar ‘’No’’, pero te equivocas. Porque lo que piensas – lo que dices, especialmente si lo haces habitualmente, determina lo que piensas. Y todo esto es lo que le cedemos a la idea de estado con la desaparición de la individualidad.

Así que al final, lo único que esperas es que ahora o en algún momento algún idiota como quizá pueda ser yo o cualquier otro/a que diga algo vagamente razonable que ayude a sembrar un poco de luz, dejando el rastro de un pequeño cambio. Y vas a tener que dejar que se digan muchísimas estupideces antes de que alguna perla de conocimiento salga a la superficie.

Con la libertad individual, se consigue que las personas anden por ahí como imbéciles prejuiciosas porque eso es lo que son, pero con suerte, a medida que tropiezan y escuchan, podrán volverse cada vez un poco menos desgraciadas al igual que el estado – que es el conjunto de la sociedad, hasta crear algo que merezca la pena. No dejes que nada ni nadie se meta en tu cabeza, siendo tu mismo/a crearás la individualidad y fortaleza necesaria para desarrollarte de forma plena.

Volviendo a lo motriz; en este capítulo voy a exponer de la manera más sencilla posible, el concepto de extensión y flexión del cuerpo, si se entiende bien, esto luego puede ser llevado a cualquier movimiento, incluso en el aire. Por lo tanto, no dudes en tener un papel a tu lado, tomar pequeños apuntes de conceptos e incluso realizar dibujos de lo que crees que estás entendiendo. En el mundo de la psicomotricidad hay ciertos temas que son difíciles de entender si no te imaginas el cuerpo moviéndose a la vez o lo pruebas por ti mismo, otros son simplemente inexplicables pero no por ello vais a dejar de tener la oportunidad de aprender todo ello, de nuevo, de la manera más sencilla y breve posible en este libro. Empezamos.

Doblar y extender el cuerpo, tiene lugar en todas las articulaciones móviles. Es una forma fundamental de moverse debido a la estructura anatómica del cuerpo. La acción de flexión podría definirse como la unión de dos partes del cuerpo a cada lado de la articulación o de las articulaciones afectadas. En el caso de la extensión, el movimiento de las partes del cuerpo a ambos lados de las articulaciones involucradas tan lejos como sea posible. Así, el doblamiento es el redondeo y el plegado del cuerpo, mientras que la extensión es el enderezamiento y el alargamiento del cuerpo.

Al enseñar la conciencia de estas acciones, se debe hacer hincapié en el movimiento, la flexión y la extensión real; el acercarse y alejarse, en lugar de las posiciones dobladas o estiradas; con frecuencia esto último sucede y hay poco o ningún entrenamiento / estímulo en el movimiento.

Es algo natural en el movimiento, el simple hecho de doblarse y prepararse para un estiramiento completo; por lo tanto, la flexión preparatoria será un movimiento más pequeño que la acción principal acentuada de la extensión, un ejemplo clarísimo es en la ejecución de un Tuck Back o subir a Handstand desde de pie. Lo contrario también es posible y la práctica debe darse en ambos, así se gana sensibilidad, control y conciencia de todo el rango y grados de movimiento. Aunque hoy en día no aislamos el movimiento de las articulaciones individuales, a menudo hay estrés en un área del cuerpo; o en la observación, puede ser útil considerar parte de la totalidad del cuerpo. Por lo tanto, la flexión y la extensión de la columna vertebral se tratará primero, seguido por el de las extremidades. Por ello para recuperar rango de movimiento en el codo uno de los mejores ejercicios es hacer el puente – con manos, por supuesto. De este modo se trabaja desde la columna hacia el resto de extremidades que puedan presentar un déficit motriz.

En la flexión y extensión de la columna vertebral el movimiento será causado por los músculos del tronco; los que están delante de la columna vertebral, cuando se contraen, hacen que se doble hacia adelante. Aquellos que bajan por la espalda al contraerse harán que la columna vertebral se estire, y si estos músculos siguen contrayéndose, harán que la columna vertebral se doble hacia atrás, la cabeza se acerque más a los talones; esto sucede a menudo cuando en la clase junto al profesor/a se pretende alcanzar un rango de movimiento completo sin una preparación completa psicomotriz, el resultado es que se doblen hacia atrás sin saber salir luego de ese rango de la misma forma que han entrado. La conciencia en la relación de las partes del cuerpo una con la otra necesita ser entrenada. No hay nada de malo en doblarse hacia atrás, de hecho debe ser enseñado, pero lo que importa es que la niña/o sepa cuando se está estirando y cuando se está extendiendo. Esta conciencia kinestésica es más importante desde el punto de vista del entrenamiento postural para luego poder realizar otros ejercicios o secuencias de movimientos más complejas sin estancamiento.

Además de doblarse hacia adelante y hacia atrás, la columna vertebral también puede doblarse hacia los lados. En estas acciones de flexión y extensión, en cualquiera que sea la dirección o el nivel en el espacio, incluso con el cuerpo apoyado en varias partes, tienen lugar alrededor del centro del cuerpo.

Los ejemplos que se dan a continuación se utilizan para ilustrar las posibles variaciones dentro de la flexión y la extensión reales de la columna vertebral. Así es posible mover ambos extremos de la columna hacia el centro; por ejemplo, desde la espalda se puede hacer que los hombros y las rodillas se encuentren a mitad de camino, por lo que el movimiento comienza en el centro y se juntan los dos extremos. El extremo superior de la columna vertebral se puede mover hacia abajo hacia el extremo inferior, por ejemplo, desde la espalda, la cabeza y los hombros pueden inclinarse hacia abajo, hacia las caderas y las rodillas, todo esto simula el agacharte o agruparte. Dejando fija la pelvis, el movimiento comienza en el extremo de la cabeza en la columna vertebral. Si el extremo inferior de la columna vertebral se mueve hacia arriba en el extremo superior, por ejemplo, de estar acostado boca arriba, las rodillas y las caderas se doblan hacia los hombros – el movimiento comenzaría en el extremo inferior de la columna vertebral. En todos estos ejemplos los mismos músculos están trabajando, pero de diferentes maneras con diferentes efectos en el cuerpo. Por ello se deben establecer situaciones en las que sea posible experimentar todo esto y hacer que la clase sea consciente de ello para que así obtengan el control y el dominio sobre sus cuerpos. El ejemplo genérico de todo lo anterior utilizado se refiere a la flexión hacia delante, pero también se aplica a todas las demás direcciones. El peso del cuerpo puede ser apoyado en una variedad de partes, variando en tamaño, por lo tanto más o menos estable; por ejemplo, los hombros, caderas, rodillas, una rodilla o manos. A veces la parte del cuerpo que soporta el peso tiene que ser doblada para soportar el peso, esto significa que no está preparado el alumno/a para realizar la posición final. El claro ejemplo de apoyar rodillas en el suelo en un movimiento es realizando flexiones de pecho, cuando son muy difíciles para un cuerpo, ese cuerpo se dobla para poder seguir realizando el ejercicio pero con una menor carga, y no es algo que esté mal, simplemente el cuerpo no está preparado aun.

La flexión y el estiramiento de las piernas es muy importante, ya que ocurre siempre que hay una reunión con el suelo (donde hay una flexión) o cuando se aleja del suelo (donde hay una extensión) y ocurre en todas las articulaciones. Empezando con el movimiento en la articulación de la cadera; doblar hacia delante raramente causa problemas, pero estirar y doblar hacia atrás es a menudo un movimiento muy pobre, lo que resulta en pérdida de eficiencia, que se manifiesta en acciones como correr, como si las rodillas estuvieran atadas juntas. El muslo debe tener libertad para moverse hacia atrás en la articulación de la cadera, lo que permite una longitud de zancada mucho mayor. Las niñas/os pueden tomar conciencia de esto al experimentar cosas tales como correr con un amplio espacio entre las rodillas en lugar de un espacio pequeño; dar pasos hacia adelante y hacia atrás en pequeñas y grandes distancias y así encontrar por experiencia lo que está involucrado y lo que es necesario para lograr una acción hábil. Ante una tarea como “Encontrar diferentes formas de mover las piernas hacia atrás”, la clase puede explorar otras posibilidades cargando su peso sobre otras partes del cuerpo y descubrir movimientos que impliquen esta acción moviendo una o ambas piernas hacia atrás, acercando los pies a la cabeza. Los niños/as tendrán muchas ideas si le das libertad de movimiento y es el profesor/a quien debe observarlas y darles la oportunidad de experimentar las ideas de los demás, lo que puede estimular nuevas ideas y ampliar su vocabulario psicomotriz. Para lograr la habilidad y la mejora, la gama de movimiento necesitará entrenamiento.

La compensación de la rigidez en las articulaciones de la cadera se puede hacer si la columna vertebral es móvil, pero en este caso corresponde al profesor/a observar y corregir en consecuencia. Si las niñas entienden lo que se pretende, por lo general cooperan para lograrlo. El uso del swing en barra para producir impulso es a menudo útil en esta situación.

La flexión y la extensión de la articulación de la rodilla es posible, tanto cuando se encuentra con el suelo como cuando se salta de él. Al encontrarse con el suelo después de un salto, las rodillas deben ceder y la cantidad de flexión depende del descenso del cuerpo, por ejemplo, al saltar al suelo sólo se necesita una ligera flexión, pero desde una altura es esencial una flexión completa de las rodillas y a veces incluso seguida de una transferencia de peso a una voltereta, para eliminar la tensión muscular. En la elevación, las rodillas a menudo no se estiran completamente, lo que indica que no se ha utilizado toda la potencia de los músculos. Las niñas pueden ser guiadas a este descubrimiento comparando la altura o la distancia recorrida al saltar de piernas dobladas o completamente estiradas – esto es fácil de observar y debe ser corregido con bastante facilidad – los niños a menudo no son conscientes de que sus piernas no están rectas y la observación y la ayuda de los demás es de gran ayuda e interés para las niñas.

En la articulación del tobillo, la flexión y el estiramiento también son esenciales en todas las formas de salir y encontrarse con el suelo. Un tobillo estirado debe ser el resultado de un fuerte empuje de los músculos de la parte inferior de la pierna. Si no se utiliza, se pierde la energía. Aquí también, como en el caso de las rodillas, las niñas pueden encontrar la verdad de esta afirmación de una manera muy práctica. A veces se puede ver a las niñas saltando y luego estirando el tobillo porque se les ha dicho que “estiren los tobillos”, pero debería ser el resultado, debido a la contracción muscular, y esto levanta el peso corporal. Al igual que las articulaciones de cadera y rodilla, el tobillo debe doblarse al encontrarse con el suelo.

Continuando hasta la extremidad de la pierna las siguientes articulaciones son las que están en la planta del pie y son las más descuidadas. Los dedos de los pies son pequeños y a menudo los músculos están débiles debido por la falta de uso, en la mayoría de los casos por el uso continuo de zapatos, y las niñas a menudo saltan o caminan usando el pie como un todo – pie plano. En elevación los dedos de los pies deben ser la última parte del cuerpo en dejar el suelo y por lo tanto la última parte para empujar, y el uso completo de ellos debe ser alentado para obtener el máximo resultado. Al encontrarse con el suelo son los dedos de los pies los que deben entrar en contacto con el suelo en primer lugar, trabajando con fuerza para recibir el peso del cuerpo inicialmente, la tensión muscular disminuye gradualmente y las articulaciones ceden, el movimiento pasa a través de la pierna por de las articulaciones del tobillo, la rodilla y la cadera, evitando la tensión innecesaria. Con esto, te puedes hacer una idea de lo importante que es extender y doblar todas las articulaciones de la pierna para una buena elevación y encuentro del suelo.

La flexión y extensión de los brazos entran en acción cuando se toma el peso del cuerpo, ya sea apoyado o suspendido de ellos. Los brazos no son tan fuertes como las piernas y puede ser necesario dar un trabajo que aumente su fuerza para que el peso corporal pueda ser soportado por ellos con facilidad. Actividades en las que el peso se suspende de los brazos, como colgarse y balancearse de las barras, cuerdas o barras con la elevación y el descenso del cuerpo: es interesante trabajar en dos o tres alturas en ambos ejes, manos en el suelo y pies en el suelo, manos en el suelo y pies elevados a una altura media, manos en el suelo y pies en linea con el cuerpo perpendicular al suelo – Handstand con el pecho a la pared. Desde el punto de vista de colgarse y el uso de los brazos, sería interesante empezar realizando ejercicios como remo en barra, luego dominadas negativas y por último dominadas positivas, el fin de esto es poder subir y bajar la cuerda.

Además de ser consciente de lo que el Cuerpo está haciendo, el maestro debe ser consciente del Esfuerzo y el Espacio involucrados en el movimiento. Es posible aplicar la misma tensión tanto en la flexión como en la extensión cuando, desde el punto de vista del “factor de peso”, la tensión en los grupos musculares opuestos es alternativamente de igual fuerza. En la mayoría de los casos de acciones hay una preparación que conduce a una acción principal y luego a una recuperación

// Preparación // Acción / Recuperación //

Por lo tanto, el profesor necesita decidir si necesita acentuar la flexión o la extensión y utilizar el otro como preparación; por ejemplo, si acentúa la extensión, debe haber una flexión preparatoria que puede ser de una tensión débil, aumentando gradualmente a una tensión fuerte con la acción principal de la extensión, alcanzando la tensión máxima en la extensión completa, es una forma de proteger el cuerpo y no desalinerarse. Para realizar una secuencia de movimiento, la recuperación de la primera acción puede convertirse en la preparación para la siguiente acción.

//Preparación / Acción / Recuperación / Acción / Recuperación // Preparación…

El estrés también se puede poner en la flexión, de forma similar con la extensión que según el movimiento estas acciones son: preparación y la recuperación.

El factor tiempo también juega su papel; por ejemplo, la flexión preparatoria puede ser más lenta mientras que la extensión principal es más rápida. Esta interacción de movimientos rápidos y lentos con tensiones fuertes y débiles conduce a la resiliencia en el movimiento. De la misma manera se pueden utilizar otras combinaciones de las tensiones fuertes y débiles con las velocidades rápida y lenta, por lo que la preparación puede ser rápida y de una tensión fuerte mientras que la acción principal es lenta y de una tensión débil. Se debe dar la oportunidad de explorar estas posibilidades y los diversos ritmos resultantes al alumnado porque eso nos hará ver qué puede ser lo mejor para cada uno de ellos/as. El ritmo de aprendizaje siempre es diferente al igual que la fisionomía individual.

El espacio de alrededor del cuerpo puede ser utilizado en todas las direcciones posibles, ya sea hacia adelante, hacia atrás, hacia los lados o hacia arriba y hacia abajo, así como en las muchas secuencias que se encuentran en el medio. Es posible doblarse y estirarse en el nivel más bajo cerca del suelo o en los niveles medios y altos que se alejan más del suelo. Como menciono anteriormente, la acción puede extenderse una corta distancia al espacio o tomar su alcance completo yendo tan lejos como sea posible. Como la flexión y la extensión es una acción tan fundamental y ocurre en la mayoría de los movimientos, ofrece una oportunidad continua de estar estresado y entrenado en movimientos y actividades. Acciones tales como correr; correr y saltar; realizar secuencias de saltos y pasos que impliquen pasos largos y cortos; flexionar y estirar las piernas en todas las direcciones o moverse por el gimnasio llevando el peso corporal a diferentes partes del cuerpo y balanceándose momentáneamente, siendo consciente de si está flexionado o extendido con cambios de tiempo y peso variados. Se pueden utilizar aparatos pequeños como aros, picas o esterillas / colchonetas y, más tarde, obstáculos para pasar por encima, por debajo, a lo largo o sobre ellos, explorando las posibilidades de flexionarse y extenderse. Estas son sólo algunas de las situaciones que deberían conducir a nuevas ideas por parte del profesor. La clase puede explorar primero la necesidad de flexionar y extender el cuerpo para lograr una acción, y luego, con el entrenamiento y la ayuda del profesor, pueden encontrar más posibilidades para ser más hábiles en su ejecución y obtener un mayor vocabulario de movimiento. En estos ejemplos, todo el cuerpo está en acción (aunque puede haber una tensión en un área determinada) y la transferencia de peso está implicada. Cuanto mayor sea el número de partes diferentes del cuerpo que se utilicen, mayor será el uso del Esfuerzo y Espacio y mayor la variedad de situaciones que se den (donde se cumpla la tarea) dará lugar a una mayor experiencia de movimiento. Estas situaciones pueden ser utilizadas en la parte introductoria de la lección semanal o como actividades de clase.

Los aparatos más grandes, como el Beam, Vault o Pommel Horse / Potro con Arcos, son los encargados de otorgar los mayores estímulos a los niños y niñas debido a su complejidad de uso, lo mejor de ello es que podremos realizar miles de progresiones que beneficiarán el movimiento y el vocabulario procioceptivo a nuestro alumnado sin necesidad de haber llegado siquiera a un nivel alto en gimnasia, simplemente por el placer de moverse en todas las formas posibles.