Creando Psicomotricidad: Las raíces de la alineación y la perspectiva esencial.

Children-race-with-motor-car-tyre

Hace aproximadamente 35.000 años, parece que hubo una expansión repentina en la creación de la transformación corporal y el uso de imágenes visuales (como los demás veían nuestro cuerpo y viceversa). Este florecimiento del sentido visual no coincidía con una expansión de la masa cerebral, que había sido estable en el Homo sapiens durante al menos 90.000 años. El pensamiento visual fue un desarrollo verdaderamente revolucionario que impregnó todas las áreas de la evolución cultural humana. Se convirtió en la base de rituales, como seres humanos imaginativamente  se transformaban en otros animales y elementos para diversos fines, tales como la curación o la caza. La curación y artes escénicas surgieron de los rituales engendradas por imágenes. Y las utilizaban como una herramienta de curación, que tiene sus raíces hace unos 20.000 años , de ahí surgió la tradición del chamanismo. El trabajo del chamán se es canalizado en el reino de la imaginación y de su experiencia en el uso de ese terreno en beneficio de la comunidad, o así ha sido reconocido largo de la historia. Mago y curandero, el chamán es también dramaturgo e intérprete. El teatro que conocemos hoy día , el moderno, fue desarrollado a partir de actuaciones de culto religioso y danzas mímicas, en el que los actores/actrices inicialmente se hicieron pasar por dioses y eventualmente asumieron el papel de bufones, payasos y cuentacuentos.

El “teatro” de las civilizaciones, incluso de las culturas más primitivas muestra que las raíces más profundas de efecto teatral no tienen nada que ver con mecanismos complicados de la etapa, el estrellato individual, o dramaturgos de moda. La imaginación era la señal mágica y lo único que importaba, no era la persona sino el mensaje lo importante.

Mi punto de vista sobre los orígenes de la alineación en relación con el cuerpo humano no puede estar completa sin una mirada a la civilización del antiguo Egipto hace más de 4.000 años. Donde la postura era de suma importancia, como puede ser deducido por la representación de los faraones: Eran la imagen de una alineación perfecta. ¿Por qué la obsesión de estructuras y faraones magníficamente alineados? ¿Por qué los egipcios presentan con este tipo de una imagen y no un naturalista (que los artistas altamente cualificados de la época podrían haber producido fácilmente)?

Vamos a ello.

En la cultura egipcia, la alineación parece haber sido una necesidad básica de la vida. Una vez al año, el paisaje se convertía en un negro, pantano fangoso, gracias al Nilo. Un agricultor egipcio, al descubrir que su parcela de tierra se había reducido debido a la mala alineación de las cuerdas utilizadas por el cuerpo de alineación (lo que serían al cambio ingenieros/as civiles), se quejó. Para los egipcios, la pérdida de tierras había que evitarla a toda costa (no había mucho tiempo para dejar crecer los cultivos). Así que empezaron a crearse pequeños muros de piedra para evitar perdidas. Por lo tanto, sentado o de pie, los faraones tenían que ser modelos de una buena postura fuerte, sin embargo, la calma y en control, dispuestos a crear orden a partir del caos.
Las pirámides, también, se alinearon con la perfección asombrosa, toda una hazaña sin herramientas de medición modernas. 

Investigo el poder de la imaginación, que parece completamente ligado al arte y desarrollo del movimiento. Con esta puedes crear formas y ver en lo que te quieres mover, y de esta manera desarrollar un método de educación en lugar de una cura buscando la manera de equilibrar la acción muscular alrededor de las articulaciones, jugando por ejemplo, .

Antes de nada, es importante entender que la relajación y la tensión están relacionadas. El equilibrio en la acción muscular requiere la liberación de la tensión en determinados grupos musculares, y también conlleva un aumento de tensión en otros grupos musculares. En muchos casos, las personas con tensión en los hombros no sólo tienen que relajar sus hombros. También tienen que aumentar el tono en el centro de apoyo de esos músculos y  órganos de su cuerpo como una base para la reducción permanente de tensión en los hombros. Los músculos se tensan para compensar la ineficiencia en otra área del cuerpo. Aunque algunos movimientos parecen estar dirigidos a aumentar o reducir la tensión, el resultado de la visualización de una imagen y crearla con tu cuerpo es por lo general una redistribución compleja de la tensión muscular, dirigiéndose hacia el equilibrio deseado alrededor de las articulaciones.:

La mayor contribución voluntaria de importancia del sistema nervioso central es la idea del movimiento. Concentrarse en la imagen del movimiento hará que el sistema nervioso central elija la coordinación neuromuscular más eficiente para su funcionamiento, como los reflejos innatos y los mecanismos de retroalimentación.

Hay un concepto que lo llamo ”Letting Go”  y es la preparación crucial para permitir una imagen que te haga moverte y fluir dentro de ella (como bailar) aunque se traslada a todos los ámbitos, un ejemplo muy sencillo: realizar un mismo movimiento dos veces de manera fluida y conectada. El concepto de fluidez es crucial para crear una alineación dinámica (una buena posición dentro del mismo movimiento in situ). Del mismo modo que he dicho que tu mente puede esculpir tu cuerpo en una postura determinada, tu mente también puede ayudar a que tu cuerpo fluya en una mejor alineación. 

Para terminar.

¿Existe buena o mala posición?. Ya que esto es un arma de doble filo si se entiende mal por parte del/la docente y se puede transmitir al alumnado brevemente voy a dar mi punto de vista.

Creo que lo más importante es ser coherente y dar por hecho que no todo funciona para todo el mundo por igual, de hecho a veces no funciona ni un poco. Con toda la corriente del movimiento libre y holístico puedes encontrar frases del tipo ”muévete porque puedes”, y es perfecto el transfondo de eso, pero, hay que entender que no todo el movimiento es sano incluso siendo algo tan sencillo como una sentadilla. Hay que entender y hacer preguntas. ¿Cuál es su estructura? ¿Dónde estás? ¿Qué estás haciendo? ¿Cual es tu intención? y utilizar ejercicios de movimiento, algunos de ellos aparentemente simples, para crear cambios sorprendentes en los patrones de movimiento primitivos, y a raíz de ahí, todo lo demás. Lo que te permitirá ser más sensible a las diferencias, ideando una configuración de movimientos que no pueden ser realizados sin este refinamiento previo.