– Vamos a ver ____ de la vida –

16711834_1900087426890299_3969942022928136924_n.png

Somos ignorantes, y para mí, la mía comienza en Murcia. Es una ciudad en el sureste de España. Es un barrio donde crecí, y es un barrio con un gran problema. En realidad, tiene exactamente el mismo problema que existía en todos los barrios donde también creciste tú. No era representativo. Bueno…Me dio una visión muy sesgada de cómo está la vida en este planeta, aunque ella hace lo que puede. Así, que esta es la primera pieza del rompecabezas de la ignorancia. Tenemos un sesgo personal.

Tenemos diferentes experiencias de las comunidades y personas con las que nos reunimos, y además de esto, empezamos la escuela, y añadimos el siguiente problema. Aclaro, me gustan las escuelas/centros de enseñanza, pero los maestros/entrenadores tienden a enseñar visiones del mundo obsoletas, porque aprendieron algo cuando iban a la escuela, y ahora describen este mundo a los estudiantes sin malas intenciones, y esos libros, por supuesto, que están impresos están obsoletos en un mundo que cambia. Además, la actualización la basan los cuatro de turno del gobierno de turno, o los cuatro de turno que mezclan cuatro ejercicios de turno de una disciplina que ni si quiera son entrenadores y te venden coaching online. Es en eso en lo que nos estamos enfocando. Tenemos estos datos obsoletos añadido en la parte superior de nuestro sesgo personal.

Lo que sucede después es noticia, ¿de acuerdo?. La gente sabe cómo escoger la historia que hará titulares, y otra gente lo leerá porque es sensacional. Los eventos inusuales son más interesantes y son exagerados, especialmente cosas de las que tememos o ansiamos. Un nuevo peinado de ‘’alguien’’ recibirá titulares durante semanas en España. O perder diez kilos en treinta días.

Estas tres fuentes sesgadas de información son realmente difíciles de alejarse. Nos bombardean y equipan nuestra mente con muchas ideas extrañas, y encima de eso ponemos lo mismo que nos hace humanos, nuestra intuición humana. Fue bueno en la evolución. Nos ayudó a generalizar y saltar a conclusiones muy, muy rápido. Nos ayudó a exagerar lo que teníamos miedo, y buscamos la causalidad donde no hay para darnos una ilusión de confianza donde creemos que somos los mejores docentes y entrenadores, por encima de la media. Aunque el castillo esté hecho de mondadientes.

Esto está siendo la evolución, al final todo se trata de la cosmovisión, es la razón exacta de por qué está el mundo al revés. Las tendencias que están aumentando están cayendo – viceversa, y en este caso, otras personas utilizan nuestra intuición contra nosotros, y se convierte en nuestra debilidad en lugar de nuestra fuerza. Se suponía que era nuestra fuerza, ¿no?

¡Buen jueves!