– Montreux –

17361687_1923628157869559_2345905783571495331_n.png

Cuando enseño psicomotricidad, siempre me gusta comenzar preguntando cual es la concepción de la infancia en la sociedad actual desde el punto de vista de cada uno/a y por qué. Tiene sentido, si quieres enseñar desde el punto de vista de la maduración psicológica a través del cuerpo.

A menudo, me devuelven la misma pregunta, y no dudo en responder que el niño/a es visto como un pequeño adulto que debe convertirse rápidamente en persona madura (hoy día es muy difícil contener las presiones a las que están sometidos/as) así que hemos llegado a un punto en el que el niño/a debe adquirir lo más rápido posible un máximo de conocimientos, dando por hecho que tiene posibilidad de adquirirlos y sin preguntarnos si los puede integrar. Este es para mí el problema de lo que llamo -infancia impartida-, pues la adquisición de los conocimientos y de la cultura requiere una maduración tónico-emocional (interacciones verbales y no verbales consigo mismo/a y los demás) indispensable, que no es alcanzada por todos los niños/as a la misma edad.

La mayor parte de esa maduración tónico-emocional está relacionada con el juego y la manera en la que estos (juegos) les enseñan a expresarse. Ineludiblemente, jugar es representarse, jugar es afirmar su existencia en el mundo.

Una de las herramientas que me gusta mucho utilizar son los globos, debido al gran potencial que tienen en muchos aspectos. Por sus características físicas, los globos son un material idóneo para todo tipo de actividades, permitiendo y favoreciendo el desarrollo de todas las acciones motrices que es conveniente desarrollar incluso en la etapa adulta – incluso en rehabilitación – , más aún si tenemos en cuenta la capacidad que tienen los globos para transformarse, moldeando su forma, alterando su peso, rellenarlos de agua u otros elementos.

¿Qué resultados he tenido con ellos?

Principalmente ha habido un gran incremento del equilibrio y las sensorecepciones (especialmente en alumnado con necesidades especiales), la lateralidad, y la respiración para ayudarles a controlarla en momentos de ansiedad o fatiga. Además, consigo crearles la realización de desplazamientos naturales, desplazamientos construidos, de saltos y de giros. Y adaptándolos (peso, por ejemplo) lanzamientos y recepciones, golpeos, presiones y moldeado.

En Tenerife y Valencia podréis ver parte de esta visión y cómo trabajarla, ¡buen comienzo de semana!.

————————————————

Este blog es, entre otras cosas, un foro de discusión. Por favor, comparte tus pensamientos y experiencias relevantes argumentadas sin “hacer daño” y educación. Como siempre, prefiero que pongas tus pensamientos y preguntas aquí, en la sección de comentarios, en lugar de enviármelos por correo electrónico privado. Poniéndolos aquí, compartes con otros lectores/as, no sólo conmigo. Trato de leer todos los comentarios y de responder a todas las preguntas serias si creo que tengo algo que valga la pena decir. Por supuesto, si tienes algo que decir privado, envía un correo electrónico. Disfruta del viaje.