– El camino para disfrutar aprendiendo: 3 –

12697217_1728474907384886_616476813851976890_o

Cuando nos abrimos a esas preguntas, nos ponemos a nosotros mismos en contacto con nuestra naturaleza más profunda: Hacer preguntas, crear conexiones y probar cosas nuevas que nos llevaron a bajar de los arboles hasta llegar a la luna.

Conectar los puntos que nos rodean es algo indispensable. A menudo, pensamos que ciertos conceptos no nos van a servir para el futuro, cuando en el aprendizaje real lo que hacemos es conectarlo con el pasado para ver el progreso. No nos damos cuenta del valor que tiene el aprendizaje, hasta que pasado un tiempo nos encontramos en la situación de tener que tirar de él y pensamos: menos mal que lo aprendí, y pensar que no me iba a servir para nada…Pueden haber miles de ejemplos, cada persona tiene sus propias experiencias.

En la conexión está el equilibrio que establecemos en el camino para seguir siempre mejorando en cada ámbito de nuestra vida. Cada curso al que asistimos, cada persona que pasa por nuestra vida nos ofrece un abanico de posibilidades de aprender y progresar para formar un mejor ”yo”. El problema no es qué aprender, el problema es no tener ganas de aprender, cuando cada aprendizaje nos marca la historia de nuestra vida.