– El camino para disfrutar aprendiendo: 1 –

12710860_1728450557387321_266597538175601318_o

Las personas somos diferentes. Estas diferencias representan el vasto rango de potencial humano y posibilidades que poseemos. Nuestras aceptaciones, creencias, valores, ideas – incluso nuestras habilidades – son un largo producto de nuestra cultura.

La postura que tenemos mientras mantenemos una conversación con otra persona no solo cambia de una a otra, sino entre culturas, la distancia que se mantiene entre ambas personas no solo afecta a nuestra forma de expresarnos sino al espacio que creamos y como nos desarrollamos y movemos en él.

Aceptar el espacio en los demás nos hará ser capaces de crear y evolucionar en el nuestro propio explorando diferentes terrenos sociales y de nuestro entorno más próximo. A su vez, el cuerpo se adaptará a los estímulos que le vayamos enseñando, escuchar un determinado tipo de música puede hacerte aprender a moverte con más ritmo que otra, a nuestro punto de vista, aunque no significa que sea mejor sino diferente.

Aprender desplazamientos que en un principio pueden resultarte difíciles o te asusten te harán ver que no estás solo en esto, y a pesar del espacio que nos imponemos siempre tendrás una persona que te ayude en el proceso.