Movimiento a través de la conciencia.

10314640_1626500500915661_8350816616211172449_n

Hace unos días publiqué en Facebook (facebook.com/resetmove) una entrada con una nueva adquisición de aprendizaje para el repertorio que quise compartir con todos vosotros/as.

El libro se titula ”Awareness Through Movement” de Moshe Feldenkrais y es una lectura en parte obligatoria para todas las personas que se dedican a impartir alguna actividad física o son alumnos/as con muchas ganas de aprender.

Siendo el libro interesante hay ciertos aspectos del método que utiliza en los que me gustaría profundizar, añadiendo parte del método de ResetMovement, en este caso el apartado de movilidad:

Cuando solo estiras tus músculos tras un entrenamiento o incluyes algún ejercicio de flexibilidad (ojo, no es lo mismo) creyendo que así repercutirá en tu movilidad de una manera positiva, realmente no estás cambiando nada, simplemente ocultas el problema por el estímulo de liberación que te dan estos ejercicios. Un verdadero cambio en la movilidad DEBE de llevar una programación y una técnica de ejecución correcta adaptada a cada individuo.

Un profesor o un entrenador debe identificar la localización de la restricción y guiar a su alumno/a con una serie de técnicas para mejorar su movilidad apropiadamente incluyéndolas como preparación para las diferentes actividades/ejercicios que la persona realiza.

Cuando observamos que no hay un problema de movilidad aparente pero vemos que las rodillas colapsan o que la espalda se arquea con la carga (por poner ejemplos) encontramos una oportunidad para lo que yo llamo Entrenamiento-Directo. Recuerda, lo hacen de esa manera por falta de control no porque intenten compensar la poca movilidad en el movimiento.
Aquí encontramos 3 niveles de Entrenamiento-Directo que ocurren cuando un problema en el control motor es ”objetivamente” encontrado (con objetivamente me refiero a testado).

1. Enseñar el patrón de movimiento sin carga – Mimetizar el patrón exacto que será en un futuro ejecutado con carga adicional.

2. Asistir el patrón – A veces trabajamos con individuos los cuales, por un problema motor (Ej.: codo partido), no pueden hacer diferentes rotaciones articulares. Por lo que necesitan un patrón de movimiento diferente aplicado a sus necesidades siendo el ejercicio en ejecución el mismo. Se pueden cambiar apertura de la pisada, oscilación, agarre… incluso velocidad de ejecución.

3. Cargar el patrón de movimiento y observar – Deja que sientan el patrón correcto (también es aprender). No existe un patrón de movimiento exacto para cada ejercicio que ejecutamos pero si hay una media no escrita en la que los ejercicios se realizan de una manera segura/sana/eficiente. Pero cada persona tiene una fisiología propia y su capacidad de RDM es diferente a la del resto, por lo que puede que no sea un problema, sino otra forma de ejecución.